5 puntos: El llamamiento eficaz

La cuarta entrega de la serie Las Doctrinas de la Gracia corresponde al Llamamiento Eficaz. Como dijo un hermano de mi iglesia “Dios no nos va a llamar por teléfono” sino que por medio del Espíritu Santo.

¿Este llamado que hace el Espíritu puede ser rechazado? ¿puede ser retrasado por la persona? Son algunas de las cosas que veremos en este post.

El Llamamiento Eficaz

 

 

Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,  14 a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.

2 Tesalonicenses 2:13-14

 

 

I.- Introducción

Como ya dijimos, el hombre está condenado a la muerte eterna debido al pecado propio y el heredado de Adán. Debido a esta naturaleza él no puede hacer nada que sea agradable a Dios. El viernes hablamos de la Elección incondicional de Dios, es decir, que de todo el grupo de hombres Dios elige a algunos para salvación y elige que otros sean condenados para muerte eterna. La Expiación Limitada, de la cual hablamos ayer, no habla del propósito y el alcance del sacrificio de Jesús. Pero esta elección de Dios Padre y el acto redentivo de su Hijo no culminan ahí sino que llegan al hombre por medio del Espíritu Santo.

Esta doctrina nos habla de la obra regenerativa que obra el Espíritu Santo en el corazón de aquellos que el Padre eligió y por los cuales Jesús murió.

II.- Exposición De La Doctrina

 

La doctrina del Llamamiento Eficaz también es llamada Gracia Irresistible. La Confesión de Fe de Westminster dice:

I. A todos aquellos a quienes Dios ha predestinado para vida, y solamente a ellos, le agradó en su tiempo señalado y aceptado, llamarlos eficazmente, por medio de su Palabra y Espíritu, de aquél estado de pecado y muerte en el que están por naturaleza, al estado de gracia salvación por medio de Jesucristo; iluminando sus mentes espiritual y salvíficamente para entender las cosas de Dios; quitándoles su corazón de piedra y dándoles uno de carne; renovando sus voluntades, y determinándoles a hacer lo que es bueno por su poder todopoderoso y acercándoles eficazmente hacia Jesucristo; pero de tal manera que vienen muy libremente, pues, por la gracia de Dios están en la disposición de hacer lo bueno.

II. Este llamamiento eficaz proviene únicamente de la libre y especial gracia de Dios, no por cosa alguna previamente vista en el ser humano, el cual es totalmente pasivo en ello, hasta que siendo vivificado y renovado por el Espíritu Santo, la persona es por ese medio capacitada para responder a este llamamiento y para adoptar la gracia ofrecida y trasmitida en él[1].

En otras palabras, esta doctrina afirma que el Espíritu Santo nunca falla en traer salvación a aquellos pecadores que Él personalmente llama a Cristo. Él aplica inevitablemente la salvación a todo pecador que Él tuvo la intención de salvar.

Ya que el llamamiento eficaz es un llamado cuyo resultado está garantizado, el no es una “invitación” que el elegido puede aceptar o rechazar. Al llamar a sus elegidos, Dios no sólo los convida a hacer algo sino que Él hace algo en ellos. Sinclair Ferguson escribió: “Aquel que los llama crea en ellos la capacidad para responder, de forma que en el mismo acto de llamar Él los trae a una nueva vida[2].”

III.- La Necesidad De Un Nuevo Nacimiento

Los cristianos sabemos que los méritos de la obediencia y el sufrimiento de Cristo son suficientes, adecuados y ofrecidos gratuitamente a los hombres. Pero surge la pregunta ¿por qué unos se salvan y otros se pierden? ¿por qué unos se arrepienten de sus pecados y otros no? Los calvinistas sostenemos que es Dios quien causa esta diferencia, Él persuade eficazmente a unos a venir a él[3].

El capítulo tres del evangelio de Juan nos presenta a un fariseo que se presenta delante de Jesús. Jesús explica a este hombre que para llegar al cielo es necesario nacer de nuevo. ¿Por qué es necesario nacer de nuevo?

Como ya lo expuse el jueves, el hombre está muerto debido al pecado. Esa muerte significa que está en un estado de total alejamiento de Dios pero los cristianos hemos muerto a ese pecado en Cristo (Rom.6.11) y hemos sido vivificados por el lavamiento de la regeneración que fue derramada por Jesucristo (Tit.3.5).

La regeneración es un llamado de las tinieblas a la luz admirable de Dios (1 Pe.2.9), un paso de muerte a vida (Jn.5.24), un nuevo nacimiento (Jn.3.3), un cambio de corazón (Eze.11.19).

El hombre es totalmente pasivo en su regeneración. Hodge dijo “El alma es el sujeto y no el agente del cambio, pero el cambio mismo es algo que se experimenta, y no algo que se hace.” El Espíritu Santo es el autor de este nuevo nacimiento y la Palabra de Dios es su herramienta. A Dios le plugo elegir la predicación como el método por el cual Él añadiría a su iglesia a los que han de ser salvos.

En varias partes de la Escritura se entiende que el evangelio origina vida. Así en 2 Tim.1.10 Pablo dice que Jesús “quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad” por medio del evangelio. Filipenses 2.16 llama al evangelio “Palabra de vida”.

IV.- Dos Tipos De Llamamientos

Cuando después de haber resucitado Jesús comisiona a sus discípulos les dice: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado” (Mr. 16:15-16). En este texto encontramos un orden para predicar, también entendemos que para que alguien pueda creer es necesario que alguien le predique. También dice que no todos creerán, quienes no crean serán condenados.

En teología se reconocen dos tipos de llamado. En llamamiento externo es el que hacemos cada vez que predicamos el evangelio a alguien (en este sentido todos son llamados) pero los únicos que pueden escuchar este llamado externo son aquellos que han sido llamados internamente por el Espíritu Santo.

El llamado externo es producido por los seres humanos pero el llamado interno es una obra solamente de Dios y que ocurre solamente en los elegidos. Aunque el llamado externo del evangelio pueda ser rechazado, el llamamiento interno y especial del Espíritu nunca deja de producir la conversión de aquellos a quien es hecho. Ese llamamiento no es hecho a todos los pecadores sino que es extendida sólo a los elegidos. El Espíritu no depende en ninguna manera de la ayuda o cooperación del pecador para tener éxito en su tarea de traerlo a Cristo. Es por esto que llamamos a este llamamiento del Espíritu y de la gracia de Dios de eficaz e irresistible.

V.- Conclusión

Como en todas las doctrinas expuestas anteriormente, la doctrina del Llamamiento Eficaz del Espíritu Santo pone toda la gloria en Dios y expone nuestra total incapacidad de agradar a Dios. Es una doctrina de la gracia porque la regeneración es parte del don inmerecido que recibimos de manos de Dios.

Oswald Chambers decía: “No me salvo al creer: Me doy cuenta que me salvo al creer; no es el arrepentimiento lo que me salva: el arrepentimiento es la señal que me muestra que me doy cuenta de lo que Dios ha hecho en Cristo Jesús.”

Que Dios nos pueda ayudar cada día a reconocer que Él es el autor de la salvación, que nosotros no fuimos llamados porque fuéramos buenos y que la predicación del evangelio sea una costumbre en nuestras vidas para que así seamos herramientas en las manos de Dios.


[1] Capítulo X, Secciones I y II.

[2] FERGUSON, Sinclair B. The Christian Life: A Doctrinal Introduction; Carlisle, Pennsylvania: The Banner of Truth Trust, 1997 (original: 1981); p. 34. Citado en CHEUNG, Vincent. Systematic Theology. Reformation Ministries International. Boston, 2003. Pág. 189. Versión Electrónica.

[3] BOETTNER, Loraine. La Predestinación. Ed. Libros Desafío. Gran Rapids, 2005. Pág. 139.

7 comentarios

  1. Qué bendición este sitio!! gracias por esforzarse en colocar buena y sana doctrina a nuestra disposición.

    Me gusta

  2. Gracias Seba… es un esfuerzo que, sin dudas, es también una gran bendición

    Dios te bendiga

    Me gusta

  3. hermano. Dios te bendiga

    Me gusta

  4. Gracias Isaac! Dios te bendiga también

    Me gusta

  5. Qué onda essssooos Marce y Beto:

    chido el tema del post, está super buenísima onda.

    paloma brothers.

    le voy a echa un fon al holy spirit pa que se moche con su ministerio.

    ahí la rolamos brothers.

    Alf

    Me gusta

    • Hola Alfredo, perdóname pero no te entiendo bien. Si hablases español te entendería, si hablases ingles tambien, hasta italiano pero al mezclar el ingles con el español se pone la cosa fea. O quizas estás hablando en lenguas…

      Me gusta

  6. Hay tambien un llamamiento interno producido por el Espíritu Santo que no salva como en los casos de Balaam y Saul que profetizaban. Pero el Espiritu no permanece en ellos y no renueva sus espiritus sino que los activa momentaneamente y luego regresan a su vida anímica.

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s