Doctrinas de la Gracia – Expiación Limitada

Expiación Limitada

Expiación Limitada

En este capítulo tratamos el punto más criticado de las Doctrinas de la Gracia: La Expiación Limitada. ¿Por quién murió Cristo? Es la pregunta que tratamos de responder en esta ocasión.

Les invito a escuchar el podcast y dejar sus comentarios. Nuevamente este capítulo puede ser escuchado online o descargado, además hay un archivo en power point y el texto en formato pdf para que acompañen el audio.

Descargas

MP3 | Slide| Pdf

Escuchar online:

Pueden ver las diapositivas coordinadas con el sonido abajo.

Anuncios

4 comentarios

  1. Muy buen capítulo. Me pregunto ¿Tratarás a futuro con Gálatas 5:4? Pues es como que tengo en la punta de la lengua la respuesta a quienes usan este vs. para enseñar que la salvación se pierde, pero me falta luz.

    Dios te guarde…

    Me gusta

  2. Claudio

    Aún no he planeado nada de lo que voy a tratar en los próximos capítulos :S Voy a tratar de poner un estudio sobre ese pasaje en el capítulo de la perseverancia.

    Un abrazo, bendiciones.

    Me gusta

  3. Marcelo. Leí en pdf tu estudio. Valioso, bien preparado y como siempre el tema está sujeto a polémica en la exégesis y la pelea de versículos contra versículos, tirando de un lado para otro.

    1. La doctrina de la expiación limitada es subsidiaria y está anexa a las otras dentro de TULIP; todas forman una irrompible familia donde ninguno de sus miembros puede faltar y todos son consecuentes los unos con los otros.

    2. La E.L. es armoniosa, y está en lógica armonía con la predestinación, con la elección, disponible en todo el proceso de salvación obrado por el E.S., magnífica en la santidad progresiva del creyente o dentro de la perseverancia de los santos e hija genética de la elección
    3. La E.L. consiste en el precio justo de la justificación, de la posibilidad del arrepentimiento, la fe y la redención, sin un céntimo más ni menos.
    La salvación es un plan consecuente en todas sus partes y la redención fue el precio justo pagado por Cristo en la cruz, perfecto, lo que se requería por la justicia divina. Así pues, la E.L. no contiene ni una gota más de sangre que la necesaria para recuperar para Dios a todos los que se hallan inscriptos en el libro de la vida del Cordero. Es una insensatez pensar en una arbitraria expiación sin fronteras y una devaluación categórica del valor de la sangre de Jesucristo. Es cierto que la sangre de Jesús alcanzaría para salvar diez mundos como éste, pero ese no es el caso, ella no va más allá que para los que Dios pensó y no está disponible para el perverso libre albedrío que no la aprecia, no la estima ni la quiere.

    Conclusión.
    Nadie puede zaherirla a ella sin ofender a las otras. Es por sí misma, una joya de la fe, una gema de mi fe y mi amor por ella, y mi estima por ella sobrepasan a todo el irrespeto y escarnio con que los profanos la tratan.

    Me gusta

  4. Muchas gracias por su comentario pastor.

    Muy acertado como siempre.

    Dios lo bendiga

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s