Cuevas de ladrones

Lucas 19:45-46

Jesús entra al templo y en una actitud decidida comenzó a echar fuera a todos los que vendían y compraban en él, diciéndoles:

“mi casa, es casa de oración; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.”

Sin duda si Jesús entrara en alguno de nuestros cultos la reacción no sería muy distinta, ya que tristemente nuestros templos están llenos de ladrones.

Es verdad que hoy en día no es común ver personas vendiendo dentro de los templos pero si es común ver personas que solo buscan el beneficio propio en vez de la real adoración a Dios. En aquel tiempo el templo había perdido su propósito, el templo dejó de ser casa de oración, se había dejado de lado la verdadera alabanza y la Palabra de Dios. ¡Le estaban robando a Dios los que le correspondía!

Hoy la realidad no está muy lejana, los templos han pasado de ser lugares de adoración a Dios a espacios de adoración al hombre.

Los cultos están basados en apelar a las sensaciones de las personas, las alabanzas han pasado de “alabad a Dios porque es grande y temible” a “quiero, siento, manda lluvia de bendiciones, dame , dame , dame, mas y mas y mas ,o simplemente alabanzas que carecen de peso teológico y gustan más por lo que me produce que por lo que dicen”, los comentarios de los hermanos al terminar el culto han pasado de “alabado sea Dios por su Palabra” a “el culto fue malo porque no sentí nada” o “estuvo aburrido porque el expositor hablo más de veinte minutos, no dejo más tiempo para las canciones, para las cosas que a mí me gustan y mas encima no dijo nada entretenido” .

Entre todo este culto a los placeres personales, culto a los propios sentimientos, ¿en qué momento alaban a Dios?

Cueva de ladrones.

La verdadera adoración va siempre dirigida a Dios, la perfecta alabanza reconoce a Dios y sus maravillas y no busca el propio beneficio.

Por otro lado no podemos alabar a Dios como a nosotros nos plazca sino como Dios ha establecido que le adoremos. Los hijos de Aron, Nadab y Abiu, cansados de sacrificar el perfume ordenado por dios, decidieron ser creativos y adorar a Dios de su manera, ¡Dios los mató!

¡Los israelitas, hicieron un becerro de oro para alabar a Dios, muchos murieron!

¿Qué de nuestra música, formas y rituales de adoración? ¿Estaremos siguiendo las normas que Dios nos ha impuesto en su palabra?

Es triste ver templos llenos de gente que solo buscan ser bendecidos por Dios y no están dispuestos a alabarle, bendecir su nombre y mucho menos a recibir su corrección y enseñanza. Cueva de ladrones que le han robado la gloria al creador para dársela a las criaturas.

“habiendo conocido a dios, no le glorificaron como a dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible…”

Asi como hemos cambiado la alabanza Dios también hemos dejado de lado la verdad, y la hemos cambiado por razonamientos humanos, doctrinas de hombres, de la misma manera que los fariseos habían dejado de lado la Palabra.

Mateo 15:7-9.

Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas y mandamientos de hombres.

La mejor forma de alabar el nombre de Dios es reconocer su palabra sobre nuestras vidas, el salmo más largo de la biblia está dedicado exclusivamente a reconocer la grandeza de la Palabra de Dios.

Jesús entendía esto y es por ello que además de sanar y hacer milagros, enseñaba y hacia discípulos.

Los cultos hoy en día carecen de dos cosas, alabanza a Dios y Palabra de Dios. Lamentablemente así como la alabanza a Dios se ha transformado en alabanza al hombre, la Palabra de Dios ha sido reemplazada por palabras de hombres

Hay iglesias cuyos predicadores terminan predicando lo que el hermano quiere escuchar y no lo que la Biblia realmente dice. Hay predicadores que ocupan un versículo como pretexto para predicar lo que él estima bueno.

Una vez escuche una charla de un personaje muy influyente en un canal cristiano, personaje que también tiene una iglesia numerosa, en resumen él decía “si quieres tener una iglesia grande y bendecida entonces sóbale el hombro al hermano, predica lo que él necesita escuchar, lo que él quiere escuchar”.

Pastores han dejado las predicaciones a un lado a cambio de tener iglesias grandes. Líderes que les importa más el “iglecrecimiento” en vez de tener iglesias solidas en el entendimiento de la Palabra de Dios.

Predicadores que más predicadores parecen humoristas.

Llamados evangelistas que comienzan por la bendición de la salvación y dejan de lado o pasan rápidamente la parte de que todos somos pecadores y debemos arrepentirnos, cuando el verdadero evangelio lo primero que hace es confrontar al hombre con su pecado y luego darle la solución, si no nuestra iglesia estará llena de gente que nunca se ha arrepentido, que dicen conocer al Dios de amor (porque les conviene) pero no reconocen al Dios justo.

La Palabra de Dios debe ser el centro en nuestras vidas,
Tu amor a Dios es proporcional al amor por su palabra.
Dime cuanto meditas en la palabra de Dios y te diré cuanto amas a Dios.

Le hemos  robado a Dios su alabanza y su Palabra.

La Biblia nos advierte y nos recomienda lo siguiente:

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos… vanagloriosos… amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita… y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe.

Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos….

…. Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las sagradas escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”

2 Timoteo 3:1-17

4 comentarios

  1. La iglesia tanto católica como evangélica han sido utilizadas como empresas por grandes comerciantes que solo se preocupan por la propina , limosna , o diezmo como muchos pastores evangélicos le llaman, son tan descarados que un pastor evangélico de Jutiapa les entrego a sus hermanos unas fotografías de personas que contenían un rotulo que decía ” al infierno por no pagar el diezmo” que tipo mas descarado, que forma de extorsionar a tanta gente humilde que solo Dios sabe las penas que pasan para ganarse sus centavos. Cuenta una anciana que su hija es maestra y que el marero, perdón, digo el pastor le pide de impuesto Q300.00 para no ir al infierno, pero lo mas triste de la situación es que estos delincuentes duermen hasta los profesionales, señor pastor o marero de la iglesia LLUVIAS DE GRACIA DE JUTIAPA, ¿POR QUE HAS HECHO DE LA IGLESIA UNA CASA DE EXTORSIÓN? donde el principal ladrón o vividor utiliza a DIOS como escudo para atraer a sus presas o ¿a caso Jesús le pidió dinero a sus seguidores? y ustedes señores que acuden a esta iglesia no sean ignorantes.

    Me gusta

  2. Queridos amigos, nunca tomen venganza. Dejen que se encargue la justa ira de Dios. Pues dicen las escrituras: <>, dice el Señor. Romanos 12:19.

    Me gusta

  3. No juzguen a los demás, y no serán juzgados. Pues serán tratados de la misma forma en que traten a los demás. El criterio que usen para juzgar a otros es el criterio con el que se les juzgará a ustedes. Mateo 7:1,2

    Me gusta

  4. “El espiritual juzga todas las cosas”: 1 Cor.II;15. El que no ve que estamos en los días de Lot, es decir en los días de la gran Apostasia que precede la venida del Señor, está ciego y no puede juzgar nada. Pero el que ve la situación y se calla, le será demandado la sangre de sus hermanos.”¡Salid de Babilonia pueblo mío y no participéis en sus pecados!”

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s