Respuesta a algunos argumentos usados a favor de la ordenación femenina

En este artículo analizaremos los argumentos generalmente empleados en favor de la ordenación de mujeres para el ejercicio de actividades en la Iglesia de Jesucristo.

Pregunta #1 ¿No creó Dios originalmente al hombre y a la mujer iguales? ¿Cuál es la base, pues, para impedir que la mujer sea ordenada?
Respuesta: De hecho, leemos en Génesis 1 que Dios creó al hombre y la mujer a su imagen y semejanza. Sin embargo, leemos en el relato más detallado de Génesis 2 que Dios les dio papeles diferentes, dando al hombre el papel de liderar y cuidar de la mujer, y a la mujer el papel de ser su ayuda, en sumisión. Esta diferenciación es percibida por Pablo en el orden en que fueron creados (primero el hombre y después la mujer, 1 Corintios 11:8) y en el propósito para lo cual fueron creados (la mujer fue creada por causa del hombre, 1 Corintios 11:9). La igualdad de creación, por tanto, no anula la diferencia de funciones establecidas en la misma creación. Sigue leyendo

La cuestión decisiva: ¿Qué dice la biblia sobre la ordenación de la mujer?

¿Ordenación femenina?

¿Ordenación femenina?

Aunque la perspectiva histórica enriquece y nos ayuda a entender las inquietudes principales que están asociadas con la lucha por el ministerio femenino ordenado, la pregunta decisiva es: ¿qué dice la biblia sobre este tema? Los argumentos en defensa de la ordenación de la mujer, como vimos, con frecuencia emplean argumentos basados en el avance de la civilización, en la modernización de nuestros tiempos, en el progreso humano, en la creciente participación de la mujer en otras áreas de la sociedad, y no siempre da atención adecuada a los textos bíblicos relevantes.

Sigue leyendo