Las Objeciones de Romanos 9: N°2 Poniendo en Duda la Justicia de Dios (Romanos 9:14ab)

Dios es justo...

Dios es justo…

En el artículo anterior vimos cómo Pablo responde una objeción implícita nacida de la situación actual del pueblo de Israel en su tiempo, a saber, que la promesa de Dios contrasta con la incredulidad del pueblo de Israel, dando la impresión superficial de que la promesa de Dios había fallado. Pablo responde esta objeción afirmando que los hijos de la promesa son aquellos a quienes Dios ha elegido para salvación, y no los descendientes carnales de Abraham. Para más información, pueden leer el artículo anterior AQUÍ.

Ahora, Pablo enfrentará una segunda objeción. Esta objeción va dirigida a la justicia de Dios; sin embargo, Pablo refuta este nuevo ataque de tal forma que solo alguien enseñado por el Espíritu Santo puede hacerlo. Vamos, entonces, a la epístola a los Romanos. Seguir leyendo

Las Objeciones de Romanos 9: N°1 Poniendo en Duda la Fidelidad de Dios (Romanos 9:6a)

Dios es Fiel

Una de las cosas que siempre me ha llamado la atención de Pablo es su forma de enseñar, especialmente en la Epístola a los Romanos. La forma en que usa una especie de método socrático para sostener sus afirmaciones es magistral y apologéticamente muy interesante. Un buen apologeta no solamente debe manejar lo que sabe de manera firme y flexible, sino que debe ser capaz de adelantarse a las posibles objeciones de su interlocutor, y Pablo en esta área demuestra ser una joya reluciente, forjada por Dios mismo.  Es por esta razón que vemos a Pablo una y otra vez adelantándose a las posibles objeciones que sus oponentes podrían presentar, defendiendo y fortaleciendo su posición como un soldado firme y dispuesto a defender su puesto y atacar lo que se interponga en su camino. Seguir leyendo