Las Objeciones de Romanos 9: N°3 Poniendo en Duda la Soberanía de Dios (Romanos 9:19)

Dios es soberano...

Dios es soberano…

Vimos en la entrada anterior que Pablo refuta completamente una objeción en contra de la justicia de Dios nacida de una mala comprensión de la doctrina de la elección soberana  y la naturaleza ética de Dios. Cuando el hombre es puesto en el lugar de Dios y se vuelve a sí mismo el parámetro de todas las cosas, el resultado será siempre un desastre, especialmente a la hora de juzgar el obrar de Dios. Pablo define el tema de manera conclusiva al poner las cosas en su lugar respectivo, es decir, dejando a Dios como origen y parámetro de lo que es justo, incluyendo Sus propias obras.

Sin embargo, nuestro oponente imaginario no se detiene. Al ver que Dios es justo al manifestar Su elección y reprobación sobre los hombres, ya sea teniendo misericordia de unos o endureciendo a otros, distingue una supuesta contradicción entre la soberanía de Dios y la responsabilidad del hombre. Veamos de qué manera Pablo responde esta objeción.

Romanos 9:19: Poniendo en Duda la Soberanía de Dios

Pero me dirás: ¿Por qué, pues, inculpa? porque ¿quién ha resistido a su voluntad?

¿Qué fue lo que dio lugar a esta objeción? ¿Qué motivos tiene nuestro oponente para hacer estas preguntas?  Vamos a verlo. Les recomiendo leer los vs. 14-29 de Romanos 9.

a) La Soberanía de Dios en la Elección y Reprobación: Pablo establece la justicia de Dios exponiendo la coherencia entre Su decir y Su obrar. Luego de probar que la elección de Dios es previa al obrar del hombre, incluso previa a su existencia objetiva (vs. 11), Pablo expone la manifestación histórica del decreto de Dios en los hombres utilizando a Faraón como ejemplo (vs. 15-17). Dios no creó a Faraón para manifestar sobre él Su misericordia, sino Su ira. Dios creó a Faraón y le puso en autoridad a fin de que sobre él Su poder fuese manifestado, mediante los juicios que lanzó sobre los Egipcios, y Su Nombre fuese temido por toda la tierra. La causa de este juicio fue el endurecimiento del mismo Faraón, el cuál fue causado metafísicamente por Dios mismo, como Romanos 9:18 y Éxodo 4:21; 7:3 y 14:4,17 nos lo dicen explícitamente. Finalmente, los corazones de los reyes están en manos de Dios, y Él hace como quiere con ellos a fin de cumplir Sus propósitos (Proverbios 21:1; Daniel 4:35). Pablo concluye de esto que Dios es justo, porque obró de la forma que Él mismo dijo que obraría (vs. 14-16).

Puesto que Dios no solo tiene misericordia del que quiere sino que también endurece al que quiere, nuestro oponente imaginario ve una contradicción aparente entre la soberanía metafísica de Dios y la responsabilidad ética del hombre. Analicemos la objeción y veamos que nos dice.

b) ¿Mezclando Peras con Manzanas?: Luego de que Pablo expusiera sobre la soberanía de Dios en el destino de los hombres, nuestro oponente pregunta lo siguiente: “¿Por qué, pues, inculpa? porque ¿quién ha resistido a su voluntad?”. Es decir, si Dios controla el destino de los hombres, e incluso endurece a quien Él quiere endurecer, entonces ¿porqué nos hace responsables de nuestros pecados? Si nadie puede resistirse a Su voluntad, la que abarca incluso nuestras malas obras por las cuales seremos condenados, entonces ¿porqué nos culpa de nuestros pecados, si Él mismo los decretó? Esta misma objeción está en boca de muchos, algunos incluso se hacen llamar Calvinistas y Reformados. La respuesta de algunos de estos es lanzar esta supuesta contradicción al mundo del misterio, de la paradoja, etc. Muchos confiesan tener un Dios soberano, pero no quieren perder la libertad del hombre, sino que van por muchos laberintos enredados intentando armonizar lo que no puede ser armonizado.

En fin, la objeción en sí misma sufre de algunos defectos. Por ejemplo, esconde implícitamente la presuposición de que la libertad del hombre es necesaria a fin de hacerle responsable de sus obras. Quien piense así debe, en primer lugar, probar que el hombre es metafísicamente libre de Dios y, en segundo lugar, probar que la responsabilidad presupone la libertad del hombre. Mientras no haga estas cosas, no tiene derecho alguno a mantener tal presuposición.  También, esta objeción mezcla diferentes categorías que si bien pueden ser relacionadas deben ser claramente distinguidas. Una cosa es la ética (“¿Por qué, pues, inculpa?”) y otra la metafísica (“…porque ¿quién ha resistido a su voluntad?”), y la relación entre ambas categorías debe ser bien definida y entendida antes sacar conclusiones como las que nuestro oponente tiene en mente. Sin embargo, veamos de qué manera responde Pablo a esta objeción, pues seguramente él tiene una respuesta mejor y definitiva a este asunto.

c) Dios, el Dueño de la Creación: Los vs. 20-29 nos muestran la respuesta de Pablo, respuesta ante una objeción que da al hombre más de lo que realmente le pertenece.

Primero, Pablo pone al hombre en el lugar que le pertenece: “Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios?” (vs. 20). El hombre es criatura, no Creador; el hombre fue creado por Dios, y no Dios por el hombre; el hombre no es nada y depende totalmente de Dios para ser y existir; Dios por otra parte, es el Ser Supremo, ante Quien nada ni nadie puede ser comparado. El hombre no es nada ante Dios, y es en esa posición de nada que Pablo pregunta “¿quién eres tú, para que alterques con Dios?” ¿Cómo puede la nada misma enfrentarse al Absoluto, aquel de quién su misma existencia segundo a segundo depende? En su insolencia el hombre juzga la voluntad de Dios como injusta, pero Pablo responde: “¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así?”, esto es, no tiene sentido alguno que aquel que ha sido formado por Dios juzgue a su Creador.

Segundo, Pablo establece el derecho soberano de Dios de hacer como quiera con lo que le pertenece: “¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?” (vs. 21), es decir, Dios tiene “potestad”, autoridad o derecho de hacer como quiera con los hombres, porque éstos le pertenecen. La voluntad de Dios es soberana y justa, y cuando Él crea hombres, algunos para salvación y otros para condenación, según Su predeterminado conocimiento y poder, está haciendo según Su derecho soberano y autoridad. Si Dios tiene este derecho, no tiene sentido que el hombre le juzgue al ejercerlo.

Tercero, Pablo reduce a nada la objeción de nuestro oponente al lanzarle un reto velado de manera retórica: “¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?”. Pablo reta a su oponente a decirle que problema hay si Dios ejerce Su derecho, y mientras lo hace le echa en cara el obrar de Dios, es decir, que a fin de manifestar Su gloria, no solo en Su gracia y misericordia, sino también en Su ira y poder, Dios ha creado algunos hombres para gloria y otros para destrucción; y no solo los crea, sino que los prepara para tales fines. Y no hay ningún problema con eso, sino solo en la altamente imaginativa mente humana.

Para reforzar su tesis inicial, Pablo expone por medio de las Escrituras el alcance universal de la elección de Dios, es decir, que no solo incluye a judíos, sino también a gentiles (vs. 25-26). A su vez, insiste en que no todos en Israel serán salvos aún cuando sean el pueblo de Dios en la carne (vs. 27-28), aunque los que lo sean lo serán por la elección y el poder de Dios (vs. 29).

d) Refugiándonos en la Soberanía de Dios: ¿Qué podemos aprender de lo que Pablo nos ha dicho en estos vs.?:

– Dios esta al control de todas las cosas. Dios tiene un propósito para todas las cosas y cada detalle en la creación y su historia, incluyéndonos a nosotros mismos. Si has creído en Jesucristo para salvación, debes saber que todas las cosas, tus circunstancias, tus caídas y triunfos, e incluso tu mismo ser obrarán para tu bien, porque de esa forma Dios ha decidido glorificarse en Su gracia y misericordia para contigo. Por el contrario, si no has creído en Cristo para salvación, entonces debes temer, porque todas las cosas, incluyendo tus triunfos y felicidades, obrarán para tu mal, pues de esa manera Dios ha decidido manifestar Su ira y poder sobre ti. Por lo tanto, mientras hay tiempo, cree en Cristo para salvación, cree en Él como Aquel que murió para salvarte del castigo que merecen tus pecados, y resucitó para que Su justicia perfecta sea tuya. Ni la posición ni la fortuna de Faraón le ayudaron a la hora de enfrentar el juicio de Dios; solo con la sangre de Cristo sobre los dinteles de tu vida Su juicio no caerá sobre ti. Cree en Cristo y serás salvo.

– La responsabilidad del hombre no descansa en su supuesta libertad o libre albedrío, sino en su conformidad o inconformidad con la Ley de Dios. No eres libre del poder y voluntad de Dios, pero sigues siendo responsable de tus obras, sean buenas o malas. Por lo tanto, en vez de echarle la culpa a Dios por tus pecados hazte cargo de ellos, arrepiéntete y acude a Cristo por perdón y limpieza.

– El fin último de todas las cosas es la gloria de Dios. No hay fin más alto ni mejor que la gloria de Dios, y Dios manifestará Su gloria tanto en elegidos como en réprobos. Aquellos que hemos creído y somos conscientes de esto debemos apuntar hacia ese fin en todo lo que hacemos y creemos; sin embargo, si caemos, debemos tener claro que Dios hizo expiación por nuestros pecados para glorificarse en Su gracia y misericordia. Por lo tanto, no nos desesperemos ni desmayemos, pues Dios está con nosotros.

En fin, Pablo ha derribado de manera definitiva las objeciones que su oponente imaginario pudiera tener para él y, a la vez, nos ha enseñado no solo a defendernos, sino también a conocer y entender a Dios y Sus propósitos para con los hombres, cuyo fin no puede ser otro que Su propia gloria. Cualquier cosa bajo este parámetro no es aceptable.

Quiera Dios que estos breves estudios edifiquen a quienes los lean y que, finalmente, redunden en Su gloria. Dios les bendiga.

SOLI DEO GLORIA

Parte N°1 Parte N°2

Anuncios

12 comentarios

  1. Ridículo “estudio” para supuestamente: “conocer y entender a Dios y Sus propósitos para con los hombres”… pero que se CONTRADICE permanentemente.

    Según el religioso escritor: “Dios crea hombres… algunos para SALVACIÓN y otros para CONDENACIÓN”, e insiste luego: “Dios ha creado algunos hombres PARA GLORIA y otros PARA DESTRUCCIÓN; y que no solo los crea, sino que… LOS PREPARA para TALES FINES”. (????)

    pero luego se CONTRADICE el calviniano hablando de un : “alcance UNIVERSAL de la elección de Dios” (de lo cual SÍ habla la Escritura, de la UNIVERSALIDAD del AMOR de Dios y de su DESEO de alcanzar con su GRACIA y Misericordia a…. TODOS LOS HOMBRES (1 Tim 2:4-6; Tito 2:11; 1 Tim 4:10; 2 Ped 3:9)

    pero el escritor calviniano sigue insistiendo en su dogma religioso “reformado” y ANTI-cristiano:
    “pero… si NO HAS CREÍDO en Cristo para salvación, entonces debes temer, …. pues Dios ha DECIDIDO manifestar Su ira y poder sobre ti….. (pero luego se CONTRADICE invitando a lo Imposible según él)…. Por lo tanto, y mientras haya tiempo, CREE EN CRISTO para salvación, CREE EN ÉL como Aquel que… MURIÓ PARA SALVARTE…. del castigo que merecen TUS PECADOS”

    y sigue contradiciéndose hablando con el supuesto NO elegido para ser salvo, cuando ridículamente le dice: “CREE EN CRISTO y serás salvo” aunque… ” No eres libre del poder y voluntad de Dios”…. (??????)… pero….”hazte cargo de tus pecados y ARREPIÉNTETE y acude a Cristo por perdón y limpieza”.

    El calvinianismo es de locos… de miserables y vergonzosos filósofos religiosos que ciertamente NO conocen en lo absoluto al Dios VIVO.

    César Zambrano.
    Facebook: cesarzambrano777

    Me gusta

    • César:

      Su respuesta solamente hace notoria su nula capacidad de comprensión de lectura. Si interpreta la Escritura de la misma manera que ha interpretado mis palabras es entonces esperable que tenga una ensalada en la cabeza pensando que tiene la verdad. En fin, veamos sus respuestas y veamos si soy yo el que me contradigo o ud. el que no entiende lo que lee:

      Cesar: – ‘Según el religioso escritor: “Dios crea hombres… algunos para SALVACIÓN y otros para CONDENACIÓN”, e insiste luego: “Dios ha creado algunos hombres PARA GLORIA y otros PARA DESTRUCCIÓN; y que no solo los crea, sino que… LOS PREPARA para TALES FINES”. (????).’

      R: No lo digo yo César, lo dice Pablo. Lea Romanos 9:21-24. Y no soy yo el que usa la palabra “preparar”, sino el mismo Pablo. Si tiene un problema con él, pues dígaselo a él e intente refutarle a él. Yo me limité a repetir lo que él dice.

      César: – ‘…pero luego se CONTRADICE el calviniano hablando de un : “alcance UNIVERSAL de la elección de Dios” (de lo cual SÍ habla la Escritura, de la UNIVERSALIDAD del AMOR de Dios y de su DESEO de alcanzar con su GRACIA y Misericordia a…. TODOS LOS HOMBRES (1 Tim 2:4-6; Tito 2:11; 1 Tim 4:10; 2 Ped 3:9)’

      R: Si pudiese citarme completamente y no de manera parcial, le estaría muy agradecido. No hay nada peor que un apologeta deshonesto. Me cito: – ‘Para reforzar su tesis inicial, Pablo expone por medio de las Escrituras el alcance universal de la elección de Dios, es decir, que no solo incluye a judíos, sino también a gentiles (vs. 25-26)’, es decir, con alcance universal de la elección no me refiero a individuos (es decir, no hablo cuantitativamente), sino a clases de hombres, es decir, judíos y gentiles (es decir, hablo cualitativamente). ¿Dónde está la contradicción señor apologeta? Que verguenza me da ud. y su incapacidad de entender lo que lee.

      Por lo demás, todos esos vs. que cita en favor de su tésis hacen lo mismo que yo, es decir, hablan cualitativamente, no cuantitativamente. Pero no puedo esperarme nada de un pésimo lector e interprete como ud.

      Y por cierto, no es Calviniano, es Calvinista.

      César: – ‘pero el escritor calviniano sigue insistiendo en su dogma religioso “reformado” y ANTI-cristiano:
      “pero… si NO HAS CREÍDO en Cristo para salvación, entonces debes temer, …. pues Dios ha DECIDIDO manifestar Su ira y poder sobre ti….. (pero luego se CONTRADICE invitando a lo Imposible según él)…. Por lo tanto, y mientras haya tiempo, CREE EN CRISTO para salvación, CREE EN ÉL como Aquel que… MURIÓ PARA SALVARTE…. del castigo que merecen TUS PECADOS”

      y sigue contradiciéndose hablando con el supuesto NO elegido para ser salvo, cuando ridículamente le dice: “CREE EN CRISTO y serás salvo” aunque… ” No eres libre del poder y voluntad de Dios”…. (??????)… pero….”hazte cargo de tus pecados y ARREPIÉNTETE y acude a Cristo por perdón y limpieza”.’

      R: Veo que ud. no sabe la diferencia entre tratar con elegidos y réprobos y tratar con creyentes e incrédulos. Dios sabe a quienes eligió y reprobó; yo no. Y en un comentario evangelístico como el mío debo tratar con lo que si tengo a mano, es decir, creyentes e incrédulos. Incrédulo no es sinónimo necesario de réprobo, por si no lo sabía. Por lo tanto, comete un error al interpretar mis palabras como si tratase con un réprobo.

      Luego, trato con ellos a la luz del propósito de Dios para con los elegidos y los réprobos de forma persuasiva. Es decir, no le estoy diciendo al incrédulo que es un réprobo, sino que si sigue por ese camino recibirá lo que Dios tiene preparado para los réprobos, a fin de persuadirle de creer en Cristo. Es por medio de la predicación de la Palabra que Dios ha decidido llamar a Su pueblo. Simplemente me limito a hacer lo que Él ha mandado. Pero ¿Tengo esperanza alguna de que entienda esto? La verdad lo dudo. Dudo que alguien que no entienda la diferencia entre una explicación y un imperativo entienda esto que escribo. En fin.

      Y bueno, para terminar debo decirle que si quiere publicar sus propios estudios vaya a su blog o página a hacerlo. No nos interesa promover su verguenza en este blog.

      Saludos…

      Me gusta

      • “su nula capacidad de comprensión de la lectura…una ensalada en la cabeza pensando que tiene la verdad”. He aquí una forma muy interesante de responder a los arminianos que nos creen calvinianos cuando a la verdad somos calvinistas… ¡Felicitaciones hermano Claudio, su estilo es inspirador!

        Me gusta

  2. TODOS LOS HOMBRES SOMOS “LLAMADOS” POR DIOS A SALVACIÓN, PERO SÓLO “LOS QUE CREEN” AL EVANGELIO DE JESUCRISTO SON “ESCOGIDOS” POR DIOS PARA DISFRUTARLA
    (Mateo 22:14; Marcos 16:15-16; Juan 3:16-18)
    (Por : César Zambrano)

    Las Escrituras enseñan de manera definitiva y categórica que : “PARA DIOS NO HAY ACEPCIÓN DE PERSONAS” y que para él Todos los hombres (en principio), SON IGUALES (Deuteronomio 10:17; 2 Crónicas 19:7; Job 13:10; 34:19; Malaquías 2:9; Lucas 20:21; Hechos 10:34; Romanos 2:11; Efesios 6:9; Colosenses 3:25; Levítico 24:22; Números 9:14; 15:15-16; Romanos 10:12; Santiago 2:9) y por lo tanto, sabiendo Dios que “TODOS los hombres se desviaron y que TODOS los hombres se han corrompido, que TODOS se hicieron inútiles y que entre Todos los hombres: NO HAY QUIEN haga lo bueno, y NI SIQUIERA UNO SÓLO” (Salmo 14:3 y Romanos 3:12). En consecuencia, en su Amor, compasión y misericordia, Dios ha llamado a TODOS LOS HOMBRES a SU salvación, ya que ante ÉL “Todos los hombres hemos pecado” y por tanto, “TODOS los hombres hemos sido destituídos de su Gloria Divina” (Romanos 3:23) y así, TODOS los hombres estamos ante Dios, en la misma triste situación espiritual: “Muertos…. en delitos y pecados” (Efesios 2:1).

    Pero ahora, en Cristo, “La GRACIA de Dios se ha manifestado para Salvación a TODOS los hombres” (Tito 2:11) y por tanto, Dios “nos llama” A TODOS LOS HOMBRES al arrepentimiento, a la Vida Eterna y a que entremos en su Reino (Hechos 17:30; 3:19; 26:20; 1 Juan 5:10-12; Mateo 4:17; 3:8; 9:13; Marcos 1:15; Lucas 5.32; Lucas 13:3; 24:47; Romanos 2:4; 2 Corintios 7:10; 2 Pedro 3:9; Colos 1:13).

    Los hijos de Dios (Juan 1.12-13), hemos sido salvados TODOS, sólo por su Bondad, Amor y Misericordia (Tito 3:4-5), ya que: “Jesucristo el JUSTO, es el RESCATE POR NUESTROS PECADOS…. pero NO SÓLAMENTE por los nuestros (de los ya salvos), sino también por los de TODO EL MUNDO” (1 Juan 2:2; Tito 2:11; Juan 3:17; 12:47)

    Entonces, todos los que ya somos hijos de Dios (y salvos de su ira), lo somos, porque fuímos engendrados por DIOS MISMO (Juan 1:13) y sin ninguna discriminación, porque hayamos sido, quienes hayamos sido (Gál 3:28; Romanos 1:16; 9:24; 10:12; Colosenses 3:11; 1 Corintios 1:24; 12:13) TODOS cumplimos su único REQUISITO DIVINO ó única condición para llegar a serlo: RECIBIR a su Hijo (el Señor Jesucristo) y CREER en su Nombre (el Salvador) (Juan 1:12-13; 1 Juan 5:10) y…. ¿Cuándo fué que Dios nos salvó y nos hizo sus hijos? Pues cuando “oímos su Palabra de Verdad y cuando CREÍMOS al evangelio de nuestra salvación”, y así… “fuimos sellados” (como propiedad de Dios) “con el Espíritu Santo” (Efesios 1:13) ya que…“El, de su Voluntad, NOS HIZO NACER por ésa Palabra de Verdad (el evangelio), para que seamos “primicias de sus criaturas” (Santiago 1:18).

    Sí, nosotros, los salvados, YA SABEMOS muy bien que Dios “NO QUIERE que NINGÚN SER HUMANO perezca, sino que Dios quiere que TODOS los hombres procedan al ARREPENTIMIENTO para Salvación (2 Pedro 3:9), Sí, sin duda alguna: “DIOS QUIERE QUE TODOS LOS HOMBRES SEAN SALVOS y vengan al conocimiento de LA VERDAD” (1 Tim 2:4) porque Las Escrituras enseñan de manera definitiva y categórica que : “PARA DIOS NO HAY ACEPCIÓN DE PERSONAS” (Deuteronomio 10.17; 2 Crónicas 19:7; Job 13:10; 34:19; Malaquías 2:9; Lucas 20:21; Hechos 10:34; Romanos 2:11; Efesios 6:9; Colosenses 3:25; Santiago 2:9).

    ….Pero hay algunos que tercamente quieren insistir en predicar “otro” evangelio (Gál 1:8) en el que Dios llamaría a Salvación “sólo a unos pocos hombres específicos” y a todos los demás (la mayoría de los hombres) Dios los dejaría sin ninguna misericordia: ETERNAMENTE CONDENADOS y sin posibilidad de salvación…(???).… entonces…. ¿A quién debemos creerle? A DIOS…. ó a los hombres ? pues …“Sea Dios Veraz y todo hombre mentiroso” (Romanos 3:4). Por eso, “si algún hombre habla, que hable conforme a las Palabras de Dios” (1 Pedro 4:11) ésa es la gran responsabilidad de los siervos de Dios, “Procurar con DILIGENCIA presentarnos ante DIOS aprobados por Él, siendo así obreros suyos que No tenemos de qué avergonzarnos (ni ante Él, ni tampoco ante los hombres), porque cuidamos de usar BIEN su PALABRA DE VERDAD” (2 Timoteo 2:15; 2 Corintios 4:2; 1 Pedro 3:16).

    La Biblia nos dice muy claramente que LA SALVACIÓN, realizada ya en LA CRUZ del Calvario por el Señor Jesucristo, Dios desea que beneficie individual y directamente a TODOS LOS HOMBRES creados por él (Tito 2,11; 1 Timoteo 2:4,6; 4:10; 1 Juan 2:2; 2 Pedro 3:9; 1 Timoteo 2:3-6 y 4:10).

    Pero las Escrituras nos revelan que MUCHOS son los hombres “llamados” por Dios a Salvación, pero que al final, POCOS son los hombres “escogidos” por Él para Disfrutarla (Mateo 22:14), y en la Biblia, Dios también nos presenta muy claramente cuál es el precioso “filtro”, ”colador” ó “SEPARADOR” Divino, mediante el cual Dios ESCOGE y separa (literalmente) a algunos POCOS de entre todos los Muchos “llamados” por Él, para tener, ahora sí, sus “ESCOGIDOS” y “ELEGIDOS” por Él para que sean Salvos, y ése “separador” Divino y Precioso es: LA FÉ (1 Pedro 1:7).

    Heb 11:6 (Reina-Valera) : “Pero SIN FÉ ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que (Él) es galardonador de los que le buscan”.

    (Biblia Latinoamericana 1995) “Pero sin la fé es imposible agradarle, pues nadie se acerca a Dios si ANTES no cree que existe y que Recompensa a los que lo buscan”.

    (CST-IBS) “… todo el que quiera acercarse a Dios DEBE CREER que existe y que premia a los que SINCERAMENTE le buscan”.

    (Traducción NM) “Además, sin fé es IMPOSIBLE serle (a Dios) de buen agrado”.

    (Dios Habla Hoy) “Pero NO ES POSIBLE agradar a Dios SIN TENER FÉ”.

    (Palabra de Dios para Todos) “Nadie puede agradar a Dios SI NO TIENE FÉ”.

    (NT Peshita (Español) “Porque sin fé ES IMPOSIBLE que alguno AGRADE A DIOS”.

    Por lo tanto, los que le AGRADAN a Dios (de todos los hombres “llamados”), es decir, sus “ESCOGIDOS” finales…¿Quiénes son? Pues obviamente Sólo los que LE CREEN A DIOS y tienen Fé en Él,…..pero…..y…. ¿Qué es la Fé? Pues sencillamente…CONFIAR en Dios, y en TODO lo que Él nos dice (1 Juan 5:10).

    Hebreos 11:1 (Biblia Lenguaje Sencillo) “Confiar en Dios es estar totalmente seguro de que uno va a recibir lo que espera. Es estar CONVENCIDO de que algo existe, aun cuando no podamos verlo” (sólo porque Dios lo ha dicho).

    (Palabra de Dios para Todos) “Ahora bien, TENER FÉ ES ESTAR SEGURO de aquello que esperamos (de Dios); ES CREER en algo que no vemos”.

    (Nacar-Colunga) “Ahora bien, LA FÉ ES LA GARANTÍA de lo que esperamos, LA PRUEBA de lo que no vemos”.
    Entonces, la Fé (según lo dice Dios) es EL MEDIO para ser salvos: …”sois salvos POR MEDIO de la fé” (Efesios 2:8). Entonces, Sí,… HAY QUE CREER para ser salvos, y por lo tanto, NADIE puede ser salvo SIN HABER CREÍDO (Hechos 16:30-31; Marcos 16:16; Romanos 10:9,11-13).

    Y así llegamos aquí a otra profana Tergiversación de los “maestros reformados de la gracia soberana”, ya que ellos (sabiéndolo ó no) tuercen las Escrituras (2 Pedro 3:16) cuando están afirmando y asegurando que :
    La FÉ es un “don de Dios” y que como tal, (según ellos): “NO LA PUEDEN tener TODOS los hombres”, sino que la fé (según ellos y contradiciendo la Biblia): “es dada por Dios, SÓLAMENTE a sus “elegidos” (que es otra triste Acepción de personas y evidente discriminación Divina en la que ellos quisieran confiar).

    (continúa)

    Me gusta

    • efesios 2:8-9 “por que por gracia sois salvos,por medio de la Fe y esto no de vosotros pues es don de Dios”

      Me gusta

  3. (viene)

    Porque a éstos “señores” calvinianos les gusta tergiversar y adulterar Efesios 2:8-9 diciendo que allí el “don de Dios” que se nombra, es “LA FÉ para creerle a Dios”.
    Y entonces, así nos presentan muy astutamente éste texto:

    Efesios 2:8-9 “Porque por gracia sois salvos por medio de LA FE; Y ÉSTO NO DE VOSOTROS, PUES ES DON DE DIOS; no por obras, para que nadie se gloríe”.

    Pero será que éste “don de DIOS” que se nombra aquí en Efesios 2:8 ¿ es La fé…… ó es… LA SALVACIÓN ?

    Primero, recordemos qué es un don : un regalo, un obsequio, algo gratuito ó una dádiva (como en Romanos 6:23).

    Y ahora, para aclarar si el referido “don” ó regalo Divino en Efesios 2:8-9 es la fé ó es la Salvación, pues miremos en otra versión Bíblica, ése pasaje de las Escrituras:

    Efesios 2:8-9: (Palabra de Dios para Todos) “Ustedes FUERON SALVOS gracias a la generosidad de Dios porque tuvieron fé. No SE SALVARON a sí mismos, su SALVACIÓN fué un regalo de Dios. La SALVACIÓN no es algo que ustedes hayan conseguido, pues nadie puede decir que SE SALVÓ a sí mismo”.

    Por tanto, queda probado y demostrado ya, que el don ó el regalo Divino en Efesios 2:8-9 es: La SALVACIÓN.

    Entonces, miremos ahora sí, nuevamente Efesios 2:8-9 en la Reina-Valera de 1960 :

    Efesios 2:8-9 “Porque por gracia SOIS SALVOS por medio de la fé; y ésto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”.

    Por tanto,, vemos muy claramente aquí que el Tema Central de todas éstas frases del pasaje Bíblico, No es la fé, sino que el tema Central es: “SER SALVO” como lo DESTACA Dios permanentemente en todo el Nuevo Testamento: (Hechos 16:30-31; Marcos 16:16; Juan 10:9; Hechos 2:21; 4:12; 11:14; 15:11; Romanos 10:9, 13; 2 Tesal 2:10).

    Y de éste tema (La Salvación) es que Dios mismo nos quiso dar aquí, para nuestro gozo y gratitud, un claro y precioso RESUMEN.

    Éste pasaje de Efesios 2:8-9 es maravilloso y a la vez, es muy Poderoso, pues aquí Dios nos enseña:

    – Que somos salvos por Gracia > (“porque POR GRACIA sois salvos”)
    – Que somos salvos como un don de Dios> (“sois salvos .… ES DON DE DIOS”)
    – Que somos salvos no de nosotros > (“sois salvos .….ÉSTO NO DE VOSOTROS”) – Que somos salvos no por nuestras obras > (“sois salvos .….. NO POR OBRAS”)
    – Que somos salvos por el medio de la fé> (“sois salvos POR MEDIO DE LA FÉ”)
    – Que somos salvos sin que: NADIE SE PUEDA GLORIAR de nada.

    Entonces aquí en su RESUMEN, Dios nos está revelando:

    – CAUSA de la salvación: La Gracia Divina
    – MEDIO de la salvación: La Fé en el evangelio
    – PLAN de la salvación: de Dios, no de nosotros
    – ORIGEN de la salvación: un Don ó un regalo de Dios
    – PAGO de la salvación: no es por obras humanas
    – CONSECUENCIA de ésta salvación: nadie se puede gloriar de ella.

    Pero miremos (y disfrutemos) muchas más versiones Bíblicas de Efesios 2:8-9 :

    (La Biblia en Lenguaje Sencillo) “Ustedes HAN SIDO SALVADOS porque aceptaron el amor de Dios. Ninguno de ustedes se ganó LA SALVACIÓN, sino que Dios se la regaló. La SALVACIÓN de ustedes no es el resultado de sus propios esfuerzos. Por eso nadie puede sentirse orgulloso”.

    (CST-IBS) “Y pensad esto: que solamente por gracia SOIS SALVOS mediante la fé en Cristo. No SOIS SALVOS por vuestros propios merecimientos, sino tan sólo como un don de Dios, pues LA SALVACIÓN no se obtiene por la bondad de nuestras obras, para que nadie tenga de qué jactarse”.

    (Traduccion Kadosh Israelita Mesiánica de Estudio) “Pues HAN SIDO SALVOS por misericordia, por medio de confiar en YAHWEH, de modo que ésto no lo hicieron ustedes, pues fué don de YAHWEH. Ustedes no FUERON SALVOS por sus propias obras; por tanto, nadie debe jactarse”.

    (Biblia Latinoamericana 1995) “Ustedes HAN SIDO SALVADOS por la fé, y lo han sido por gracia. Esto no vino de ustedes, sino que es un don de Dios; tampoco lo merecieron por sus obras, de manera que nadie tiene por qué sentirse orgulloso”.

    (Dios Habla Hoy) “Pues por la bondad de Dios han recibido ustedes LA SALVACIÓN por medio de la fé. No es ésto algo que ustedes mismos hayan conseguido, sino que es un don de Dios. (La salvación) no es el resultado de las propias acciones, de modo que nadie puede gloriarse de nada”.

    (Peshita Español) “Porque es por su gracia que HEMOS SIDO SALVOS, mediante la fé; y esto no surgió de ustedes, sino que es don de Dios, no por obras, para que nadie se jacte”.

    (Biblia Torres Amat) “Porque de pura gracia HABÉIS SIDO SALVADOS por medio de la fé, y ésto no viene de vosotros, siendo como es un don de Dios; tampoco es en virtud de vuestras obras anteriores, puramente naturales, para que nadie pueda gloriarse”.

    (Nacar-Colunga) “Pues de gracia HABÉIS SIDO SALVADOS por la fé, y esto no os viene de vosotros, es don de Dios;” no viene de las obras, para que nadie se gloríe;”
    (NT Escrituras del Nombre Verdadero) “Pues por favor inmerecido SON SALVOS a través de emunah (fé); y ésto no de ustedes mismos: es EL REGALO de (Dios); No por nuestros mitzvoth (actos), para que ningún hombre se jacte”.

    (Traducción Nuevo Mundo) “Por ésta bondad inmerecida, en verdad, ustedes HAN SIDO SALVADOS mediante Fé; y ésto no debido a ustedes: es DÁDIVA de Dios. No es debido a obras, a fin de que nadie tenga base para jactarse”.

    (Jerusalén 1976) “Pues HABÉIS SIDO SALVADOS por la Gracia mediante la fé; y ésto no viene de vosotros, sino que es un don de Dios; tampoco viene de las obras, para que nadie se gloríe”.

    (La Sagrada Biblia (NT) Ediciones EUNSA) “Así pues, por gracia HABÉIS SIDO SALVADOS mediante la fé; y esto no procede de vosotros, puesto que es un don de Dios; es decir, no procede de las obras, para que nadie se gloríe”.

    (Comentario Jamiesson-fausset-Brown) “La fé es el INSTRUMENTO o el medio de parte de la persona salvada” (para recibir lo ofrecido por Dios).

    (La Biblia de Las Américas) –notas—Efe 2:8 “por gracia…por medio de la fé”. La Gracia es la base sobre la cual Dios SALVA al pecador; y la fé es el medio por el cual los creyentes RECIBEN ésa SALVACIÓN.

    Entonces, La Biblia corrige (2 Timoteo 3:16) los argumentos de la “gracia reformada”: Y la secuencia de LA SALVACIÓN en la cadena de Romanos 8:29-30 es la siguiente:

    1)-. El primer eslabón de la salvación es: el Amor de Dios por TODO EL MUNDO, es decir, por Todos los hombres (Juan 3:16,17; 12:47; 6:33, 51; 12:47; 1 Juan 2:2; 4:14; Tito 2.11; 1 Timoteo 1:15; 2:3-6; 2 Pedro 3:9 y 15; 2 Corintios 5.19).

    2)-. El segundo eslabón de la salvación es la PREDESTINACIÓN de TODOS LOS QUE CREAN al evangelio de Salvación, para “hacerlos conformes a la imagen de su Hijo” (Romanos 8:29; 2 Corintios 3:16-18; Col 3:10; Efesios 4:13).

    3)-. El tercer eslabón de la salvación es el LLAMAMIENTO de Dios para TODOS los hombres a CREER en su evangelio de Salvación (Marcos 16:15-16; Romanos 1:5-6; 3:9; 1 Corintios 1:24; Hebreos 9:15; Apocalipsis 19:9; Romanos 3:29; 9:24, Hechos 20:21; 26:20; Efesios 2:17).

    4)-. El cuarto eslabón de la salvación es LA FÉ de los creyentes que es indispensable para hacernos agradables a Dios, y es lo único que nos puede JUSTIFICAR ante ÉL (Romanos 4:3,17-18, 22-23; Romanos 5:1; Gálatas 2:16; 3:6,24; Santiago 2:23; Gál 3:24). Miremos Hch 13:39b : “En Él (en Cristo) es Justificado… TODO AQUEL que CREE”.

    Por lo tanto, es aquí en éste punto del CREER, donde DIOS nos enseña que Él nos APLICA individualmente su SALVACIÓN a cada creyente en Jesucristo, y entonces, DE MANERA INMEDIATA, e Instantánea (y Juntamente con su Salvación) Dios realiza en nosotros, muchas cosas maravillosas, en ése momento:

    1) Recibimos por ésa fé en Cristo, el PERDÓN TOTAL de nuestros pecados (Hechos 26:18; Jeremías 31:34; Salmo 103:12; Isaías 1:18; 43:25; Hebreos 8:12).

    2) Recibimos herencia entre los santificados (Hch 26:18; Romanos 8:17; Gál 3:29).

    3) Pasamos de ser pecadores a ser Justificados en la sangre del Señor Jesucristo (Romanos 5:8-9; 3:24; 5:1; 1 Corintios 6:10-11).

    4) Pasamos de ser enemigos de Dios a estar plenamente reconciliados con El (Romanos 5:10-11; Efesios 2:13,19).

    5) Pasamos de muerte a vida (Juan 5:24, Romanos 6:7).

    6) y así, Nacemos de nuevo, de Dios mismo y del Espíritu, siendo engendrados por Él, por medio de su Palabra (Juan 3:5; 1:12,13; 2 Corintios 5:17; 1 Pedro 1:22-23).

    7) Somos reconciliados con el Padre (2 Corintios 5:18-19; Colos 1:21; Rom 5:10).

    8) Somos bautizados (introducidos) en el Cuerpo de Cristo (1 Corintios 12:12-13).

    9) Pasamos de las tinieblas a la Luz (Colosenses 1:12-13; Hechos 26:18).

    10) Pasamos de la potestad de Satanás a la potestad (ó Señorío) de Dios (Hechos 26:18).

    11) Somos trasladados (espiritualmente) por Dios el Padre, del reino del mundo, al Reino de su Hijo Amado (Juan 15:19; Colosenses 1:13; Efesios 2:6; Mateo 28:18; Hebreos 12:28).

    12) Pasamos de ser esclavos del pecado a ser siervos de la Justicia (Romanos 6:17,18, 22).

    13) Pasamos de tener al diablo como padre, a tener a Dios como Padre (Juan 8:41-44 ).

    14) Pasamos del reinado del pecado para muerte, al Reinado de la Gracia para Vida eterna (Ezequiel 18:4; Romanos 5:21; 6:14).

    15) Pasamos de la condición de débiles, a la de fortalecidos con todo poder (Romanos 5:6; Colosenses 1:11; 1 Samuel 2:4).

    16) Pasamos de ser pobres a ser enriquecidos (2 Corintios 8:9).

    17) Ahora el señor Jesucristo ya NO ES nuestro Juez condenador, sino más bien ES nuestro Abogado Defensor ante Dios el Padre (Hechos 10.42; 17:31; 1 Juan 2:1).

    18) Y pasamos de la condición de juzgados y condenados, a ser con todos los santos, los Jueces del mundo y aún de los mismos ángeles (1 Corintios 6: 2-3).

    (continúa)

    Me gusta

  4. (viene y termina)

    5)-. Y el quinto (y último) eslabón de la Salvación del creyente es la glorificación eterna (Romanos 8:30; Juan 17:22; Romanos 2:6-7; 5:2; 8:18; 2 Corintios 3:18; 4:17; Efesios 1:14,18; Filipenses 3:21; Colosenses 1:27; 3:4; 1 Tesalonicenses 2:12; 2 Tesalonicenses 2:14; 2 Timoteo 2:10; Hebreos 2:10; 1 Pedro 5:1,4,10).

    C O N C L U S I Ó N:

    TODOS LOS HOMBRES hemos sido “LLAMADOS” por Dios a recibir su Salvación (Rom 1:16; Hechos 2:39; 1 Corintios 1:24), porque “Dios NO HACE ACEPCIÓN DE PERSONAS” (Rom 2:11 y 10:11-12), y así, Dios NO QUIERE que ningún ser humano se pierda y perezca eternamente (2 Pedro 3:9; 1 Timoteo 2:3-4) y por tanto, TODOS LOS SERES HUMANOS, por medio de LA FÉ en Dios y en la PERFECTA obra de Salvación de su HIJO JESUCRISTO para sustituirnos y llevar nuestra culpa en la cruz, podemos ser reconciliados totalmente con Dios el Padre (Romanos 5:10-11; 2 Corintios 5:19) haciéndonos Aceptos ante Él en Cristo (Efesios 1:5-6) y llegar así a ser de sus pocos “ESCOGIDOS” (Mateo 22:14) QUIENES SOMOS HECHOS verdaderos hijos suyos (Juan 1:12-13) y disfrutamos ya de su Salvación Eterna que culminará en nuestra Glorificación Futura (Mateo 22:14; Juan 6:40; Rom 8:30).

    Apocalipsis 17:14 “y los que están con él son: llamados.. y elegidos.. y fieles”.

    Bendiciones. CÉSAR ZAMBRANO

    https://www.facebook.com/pages/Cristianismo-PURO/356675664360075

    E-mail :

    cesarzambrano777@gmail.com

    Twitter : @CESARZAMBRANO77

    Facebook: https://www.facebook.com/cesarzambrano777

    Me gusta

  5. Casi me quedo sin palabras ante tanta soberbia de Cesar ante su Creador; y esto último lo digo no con animo de ofender.
    Cesar, realmente usted no ha estudiado a fondo las escrituras. Lo único que usted está haciendo es justificarse a sí mismo, acomodando La Palabra de Dios a su antojo, y recurriendo a insultos de todo tipo hacia los que pensamos diferente; sus frutos debería revisarlos, ya que por ellos nos podemos dar cuenta quién es quién.

    Me gusta

  6. Muy buen articulo para seguir aprendiendo mas sobre la soberanía de Dios. bendiciones

    Me gusta

  7. Dios no creo a algunos para salvacion y otros para perdicion,toda la humanidad estaba perdida,pero Dios escogio de la humanidad perdida un pueblo para si un pueblo que no lo buscaba,que no lo amaba,fue su gracia soberana actuando,la que provoca la salvacion de su pueblo,le amamos porque el nos amo primero

    Me gusta

  8. Sí Dios creó unos para salvación y otros para perdición pues “Todas la cosas creó Jehová para Sí mismo, y aun el impío para el día malo” Dios no se decidió a salvar a unos despues de la caida sino que ha escogido a millones antes de la caida. Fuimos escogidos antes de la fundación del mundo y la caida ocurrió despues. Se llama esto supralapsarianismo. La caida no es un accidente, ha sido planeada por Dios para mostrar sus atributos y especialmente su amor.
    Lo que pasa es que el hombre naturalmente odia la idea de que Dios hace lo que le da la gana con su creación. Y lo que le da la gana es siempre sabio, justo y bueno. Lo bueno lo sabio y lo justo es lo que El hace y dice aunque no lo entendemos ahora.

    Me gusta

  9. […] Así mismo, tiendes al Arminianismo al afirmar que mi posición hace del hombre un ‘autómata’ si Dios tiene control absoluto sobre Él. Tu objeción es similar a la que Pablo hipotéticamente presentó en Romanos 9:19 que afirma que si Dios tiene el control absoluto del hombre, sea para bien y para mal, entonces el hombre no puede ser responsable de sus pecados. Por lo tanto, las respuestas del Apóstol son suficientes. Al respecto, escribí un artículo publicado en Reformado Reformándome si te interesa leerlo: https://reformadoreformandome.wordpress.com/2013/03/04/las_objeciones_de_romanos_3/ […]

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s