¡Hombres, lideremos nuestras familias!

¿Qué es lo que define la masculinidad de un hombre? ¿Cómo la Biblia define lo que significa ser hombre? ¿Cuáles son las características del hombre según la Biblia? Quizás sea extraño preguntarnos eso. Los hombres deben saber lo que es ser un hombre. Quizás eso era así hace algunas décadas, pero hoy ya no lo es. Sufrimos las consecuencias de una sociedad afeminada. La sociedad, nuestras iglesias y nuestras familias sufren por causa de este mal.

Acerca da feminización de la iglesia, Stephen C. Perks dice

La agenda del liderazgo, que es una agenda masculina, fue substituida por una agenda femenina, que es un desastre para el liderazgo. La iglesia ha abandonado el Dios de las Escrituras por la comodidad de una divinidad de tipo femenino que no necesita líderes eclesiásticos que expongan doctrinas bíblicas o actúen con convicción de acuerdo con la Palabra de Dios (ambos son percibidos, muchas veces con razón, como causadores de división – Mt. 10.34ss); pero, en lugar de eso, exige líderes simplemente para ser madres de sus congregaciones de forma femenina. (2012)

En las familias cristianas acontece lo mismo. Los hombres dieron su lugar para las mujeres, o comenzaron a liderar de forma femenina. Esto es resultado del movimiento feminista, un movimiento que el hombre cristiano no tuvo valentía para resistir.

Maridos y padres cristianos también demostraron cobardía al ser incapaces de liderar y asumir la responsabilidad que Dios les entregó. Ellos estuvieron más que dispuestos a abrir mano de la carga total del liderazgo y provisión para sus familias; ellos estuvieron más que alegres de compartir (o entregar) esas cargas con (o sobre) sus esposas. La familia fue feminizada porque hombres cristianos abandonaron sus puestos. (EINWECHTER, 2011)

La feminización de la familia es un hecho del cual no podemos huir, al contrario, es algo contra lo cual debemos luchar. La iglesia debe luchar por la re-cristianización de la familia. Debe luchar para que los hombres vuelvan a ser líderes siguiendo las enseñanzas bíblicas acerca de su papel en la familia.

¿Cuál es ese papel? ¿Cómo el hombre debe ejercer ese liderazgo? Albert Mohler dice que “las convicciones del líder cristiano deben estar fundamentadas en la Escritura y deben estar modeladas por el Evangelio” (2012). Es por eso que Cristo es el modelo para el liderazgo de la familia y, como consecuencia, del liderazgo masculino.

Efesios 5.23 muestra esa relación cuando dice “el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia.” De la misma manera que Cristo lidera su Iglesia, el hombre debe liderar a su mujer. Los versículos 25-27 nos dicen como Cristo muestra ese liderazgo amoroso. El versículo 25 dice que Cristo dio su vida por la iglesia, así que el hombre debe dar su vida por su mujer. Los versículos 26-27 muestran como Cristo santifica a su Iglesia, así que el hombre debe santificar a su mujer. Esas son las características de un hombre cristiano.

Dar la vida por su mujer no significa, necesariamente, tener que morir (aunque en algunos casos pueda ser así) sino que significa que el hombre debe preocuparse en primer lugar para que todas sus acciones y decisiones tomen en cuenta primeramente la vida de su mujer. Ser líder significa ser siervo. Un hombre cristiano es un buen líder cuando permite a su mujer ser su ayuda idónea (Gén. 2.18). La Biblia, algunas veces, llama al esposo de administrador. En este sentido, Jay E. Adams dice que un buen administrador

Toma mucho cuidado para no ser negligente o destruir las capacidades de su esposa. Por el contrario, él las usa al máximo. El buen administrador reconoce que Dios le dio la esposa como una ayuda. […] él la ve como una bendición de Dios, útil, trabajador e maravillosa. (2011, p. 134)

El líder cristiano no humilla a su mujer, sino que la ayuda a mostrar lo mejor de ella. Después de Dios, el hombre cristiano debe vivir para su mujer. Su propia vida no le debe importar tanto como la vida de su mujer. El hombre es un hombre cristiano cuando se preocupa del cuidado de su mujer y su casa. Él debe ser el proveedor de su familia.

Ser siervo de su esposa también significa que el hombre debe santificar a su esposa. El trabajo del hombre no es sólo proveer para que ella esté bien alimentada, vestida y feliz. Su trabajo es hacerla más santa. Los maridos, dice Augustus Nicodemus,

Deben expresar su amor como líderes espirituales, orientando y ayudando a su esposa a crecer espiritualmente. Cada marido debe preocuparse con el estado espiritual de la esposa, orar por ella y con ella, apoyarla, confortarla y comprenderla. […] Él es el responsable por la vida espiritual de la esposa. Si ella va mal espiritualmente, cae sobre él la responsabilidad. (2001, p. 88)

El marido cristiano, que lidera su familia con fidelidad, debe preocuparse por conocer la Escritura y enseñarla a su mujer. Debe ayudarla a entender la Biblia y mostrar las aplicaciones que ella tiene para su vida. Debe preocuparse por el culto familiar, por llevar su familia a la iglesia, por respetar el día del Señor. Todo eso para que la vida espiritual de su familia sea cada vez mejor. Para que el nombre de Dios sea glorificado en su hogar.

Si los hombres cristianos asumen su función de liderar sus familias como Jesús lidera a la Iglesia no solamente nuestras familias estarán mejor servidas, sino que nuestras iglesias también lo estarán. Un hombre que lidera bien su casa también puede liderar la iglesia.

BIBLIOGRAFÍA

ADAMS, J. E. (2011). A Vida Cristã no Lar. São José dos Campos: Editora Fiel.

EINWECHTER, W. O. (2011). A Feminização da Família. Monergismo.com. Retrieved from http://monergismo.com/william-einwechter/379/

LOPES, A. N. (2001). A Bíblia e sua família. Cultura Cristã.

MOHLER Jr., R. A. (2012). The Conviction to Lead. Bloomington: Bethany House Publishers.

PERKS, S. C. (2012). A Igreja Efeminada. Monergismo.com. Retrieved from http://monergismo.com/stephen-perks/a-igreja-efeminada/

Anuncios

3 comentarios

  1. Excelente,la falta de hombres(Que hagan lo que DIOS manda)es el comun denominador en las iglesias de nuestro Pais,todo se lo han dejado a las mujeres y lo mas triste esque hay “pastores” avalando esto,oremos para que DIOS despierte a los hombres y que yo sea el primero.
    Articulos como estos necesitamos todos los dias.
    Bendiciones.

    Me gusta

  2. Reblogged this on El teologiyo.

    Me gusta

  3. Al ver el titulo pensé: “Esto es un articulo de Marcelo”. Totalmente de acuerdo contigo, pero siempre insistiré sobre esta verdad, que el feminismo ha tenido éxito por la introducción de la TV en los hogares cristianos. Esto no es un cuento, es una técnica que ha probado ser real con la radio y la prensa que usó Goebbels para endoctrinar en tan solo 10 años a una nación desarollada como Alemania, y rendirla a los pies de Hitler. La TV es más poderosa que la radio y la prensa, y su programa básico ha sido durant 6 decadas la femenización de la sociedad, para destruir la base del modelo patriarcal que instituye la Biblia.El exito ha sido total, y si sigues hablando así Marcelo ninguna congregación te va a aceptar como pastor, (jejejeje… como sueles decir…) Bueno pero siempre tendras unos hermanos a tu lado, aunque no presbiterianos, (jejeje…)

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s