¿Cuándo deberíamos buscar las aplicaciones al leer la Biblia?

Bill Pratt

Bill Pratt

Este es un pequeño texto que encontré en el blog toughquestionsanswered.org. Aquí Bill Pratt habla de cómo debemos leer la Biblia para entender verdaderamente lo que ella nos enseña y cómo podemos aplicar esa enseñanza a nuestra vida.

Es un texto corto, pero muy útil. Disfrútenlo.

Si estás leyendo un pasaje de la Biblia, ¿cuándo deberías comenzar a pensar en cómo él se aplica a tu vida? Muchos pensamos que esa es la primera cosa que debemos hacer después de leer un pasaje, pero quiero desanimar esa forma de pensar.

Antes de pensar acerca de cómo el pasaje se aplica a nosotros, debemos ocupar nuestro tiempo tratando de encontrar en significado objetivo del texto. ¿Qué intentaba decir el autor original a la audiencia original?

El teólogo Norman Geisler, en su Teología Sistemática, Volumen Uno, tiene algunos buenos consejos:

El significado objetivo de un texto es el que fue dado a él por el autor, no el que atribuido a él por el lector. Los lectores deberían preguntar qué quería decir el autor, no qué significa para el lector. Una vez que el lector descubre lo que el autor quería decir por medio del texto, ha obtenido su significado objetivo. Entonces, preguntar “¿Qué quiere decir para mí?” es una mala pregunta, y ciertamente casi siempre llevará a una interpretación subjetiva. Preguntar “¿Qué quería decir el autor?” llevará casi siempre al lector en la dirección correcta, eso es, hacia el significado objetivo.

El primer paso, entonces, es imaginar lo que el autor pretendía que el texto significara. Muchos estamos tentados a saltarnos este paso porque es difícil. Es mucho más fácil sólo leer algunos versículos y tratar de aplicarlos a nuestras experiencias. Pensar en lo que el autor original quería decir exige que ocupemos tiempo estudiando el texto, consultando un diccionario bíblico, leyendo un comentario.

Es verdad que intentar encontrar el significado original del texto puede ser un trabajo difícil, pero la mayoría de las cosas en la vida vienen como producto del trabajo duro. El estudio de la Biblia no es una excepción. Una vez que hayas descubierto el significado del texto, entonces comienza a pensar acerca de cómo él se aplica a tu vida. Recuerda que el texto sólo tiene un significado, pero puede tener varias aplicaciones o implicaciones.

Geisler ofrece este ejemplo de la ciencia para hacer esto más concreto: “Einstein sabía que e=mc2 (la energía es igual a la masa multiplicada por la velocidad de la luz [una constante] al cuadrado), eso también lo saben la mayoría de los estudiantes universitarios.” Sin embargo, Einstein conocía muchas más implicaciones de esto que la mayoría de los estudiantes universitarios.”

Debes primero entender que significa e=mc2 antes de pensar acerca de todas sus implicaciones. Mientras el estudiante entienda mejor el significado de e=mc2, verá más implicaciones. De la misma manera, cuando lees un pasaje de la Biblia, trabaja para entender lo que el autor quería decir a su audiencia original. Una vez que estés seguro de que tienes el significado objetivo, comienza a buscar las implicaciones del texto a tu vida. Si no buscas seguir ese orden, seguramente no conseguirás entender la Biblia.

Si este artículo te fue útil ayúdame haciendo click en el banner de mi auspiciador.

Anuncios

1 comentario

  1. […] under: Hermeneútica, Traducciones Ver artículo completo en su fuente original: Reformado reformándome Comparte este artículo con tus amigos en facebook: […]

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s