¿Qué es el Escrituralismo? (I)

Gordon H. Clark

En abril de 1993 el Dr. John Robbins realizó una conferencia en el Seminario Bíblico Teológico en Hatfield, Pensilvania, Estados Unidos. Esta conferencia tenía el título “Una Introducción a Gordon H. Clark” y en ella el Dr. Robbins explica simplemente la cosmovisión de su mentor: Gordon H. Clark, teólogo al que en otro artículo llama de el “Agustín de América” y del cual otros teólogos han dicho que es “uno de los filósofos protestantes evangélicos de nuestro tiempo” y “uno de los mayores pensadores cristianos de nuestro siglo.” Robbins usa el nombre “Escrituralismo” para referirse a esta cosmovisión. Desde ese momento se comenzó a usar este nombre para referirse a esta cosmovisión.

Gordon H. Clark nació en Filadelfia en el verano de 1902 y murió en la primavera de 1985. Recibió su educación universitaria en filosofía en las universidades de Pensilvania y Sorbonne, Francia. En sus 60 años de vida académica publicó más de 40 libros sobre temas como filosofía, teología, lógica, etc. La lista de sus publicaciones incluye los libros Tales to Dewey, uno de los mejores libros de filosofía publicados en inglés, y A Christian View of Men and Things, donde expone la cosmovisión cristiana y demuestra que ella es la única cosmovisión válida para entender asuntos como la Historia, Política, Ética, Ciencia, Religión y Conocimiento.

A pesar de los grandes comentarios sobre la obra de Gordon H. Clark, la gran mayoría de los estudiantes de teología en el mundo nunca escucharon hablar de él ni leyeron ninguno de sus libros. Quizás muchos de los que escucharon su nombre sólo lo hicieron en relación a su conocida controversia con el profesor del Seminario Westminster en Filadelfia, Cornelius Van Til. Los resultados de esta discusión teológica hoy han sido falsificados, haciendo parecer que el pensamiento vantiliano se sobrepuso al Escrituralismo de Clark. Así, los pocos que escuchan sobre Clark, lo hacen oyendo una historia tergiversada.

Este artículo tiene la intención de explicar los aspectos básicos de la filosofía de Gordon H. Clark e introducir a los lectores de nuestra lengua al pensamiento de este gran teólogo.

La primera afirmación acerca del Escrituralismo es que esta filosofía es una visión del mundo y de la vida. Lo que es conocido como una cosmovisión. Dos autores escrituralistas nos van a ayudar a entender esta palabra. Cosmovisión es definida por Ronald Nash como “un esquema conceptual por medio del cual consciente o inconscientemente ubicamos todo lo que creemos y por medio del cual interpretamos y juzgamos la realidad.” W. Gary Crampton, de forma más simple, nos dice que una cosmovisión es “un conjunto de creencias acerca de los varios asuntos de la vida.” Así, como la neutralidad no existe, ya que todos opinamos a partir de lo que conocemos, todo el mundo tiene una cosmovisión y a través de ella mira al mundo y su propia vida.

Toda cosmovisión está basada en presuposiciones que funcionan como axiomas, que son proposiciones no demostradas, pero que dan la base para deducir todo el sistema de pensamiento. El axioma del escrituralismo es “la Biblia es la Palabra de Dios”, y a partir de ese axioma debemos deducir todo nuestro pensamiento pues ella tiene el monopolio de la verdad (Sal. 119:160; Jn. 17:17), así nuestros pensamientos se van moldeando según los pensamientos de Dios como nos exige Isaías 55:6-9. El escrituralismo no acepta ideas venidas desde fuera de la Biblia para formar parte del sistema. La Biblia es suficiente para encontrar toda verdad.

EPISTEMOLOGÍA

Cuando hablamos de encontrar la verdad nos enfrentamos con una gran pregunta: ¿Es posible conocer la verdad? Esta es una pregunta fundamental para cualquier filosofía. En la filosofía religiosa la pregunta puede ser cambiada y podemos preguntarnos ¿Es posible conocer a Dios? El escrituralismo afirma que si Dios no puede ser conocido es imposible conocer nada acerca de ningún aspecto de la vida, pues es Él la referencia para todo. Sin la existencia de Dios no podemos hablar de ética, política, artes, etc. La revelación es el sine qua non del conocimiento. Para que el hombre pueda conocer algo, y eso sea verdad, debe haber un padrón absoluto con el cual comparar ese conocimiento. Ese padrón absoluto sólo se encuentra en la Palabra de Dios.

Como ya fue dicho, toda cosmovisión se basa necesariamente en un punto de inicio y este principio es, en el cristianismo, que sólo la Biblia es la Palabra de Dios inspirada, infalible e inerrante, y que ella tiene el monopolio de la verdad. Sola Scriptura es el principio de la epistemología reformada. En el escrituralismo no es necesario demostrar la existencia de Dios, pues esa afirmación ya está incluida en nuestro axioma. Un ejemplo de esto es el orden que fue usado en la redacción de la Confesión de Fe de Westminster. El primer capítulo habla acerca de la Escritura y los siguientes 32 capítulos se basan en ella.

Ya que toda cosmovisión tiene su punto de inicio no es necesario probar que él es verdadero. Para probar la verdad de cualquier cosa necesitamos de un punto que sea fijo y anterior a lo que queremos probar. Entonces, en lugar de probar nuestro axioma sólo lo cambiamos por otro anterior. Ninguna cosmovisión está libre de eso. Confesionalmente, los cristianos reformados creemos la Palabra de Dios debe ser reconocida por el simple hecho de que ella es la Palabra de Dios. Ella no necesita autentificación externa. Intentar probar con otro criterio la veracidad de la Palabra sería una contradicción, pues ella afirma que sólo en ella está el padrón de verdad.

El criterio para definir a una cosmovisión como mejor que otra no es la demostración de sus principios sino la coherencia lógica interna que existe en ella. Los cristianos debemos deducir todo nuestro conocimiento de la Palabra y si en ella encontrásemos contradicción deberíamos renunciar a ella. Uno de los motivos es que un Dios contradictorio no pasaría de ser un dios falso y humano (Núm. 23:19).

El escrituralismo no es una especia de racionalismo como algunos de sus críticos han afirmado sino que éste afirma que el hombre, por haber sido creado a imagen de Dios, posee la capacidad de razonar y esta habilidad le permite entender, siendo iluminados por Cristo, el Logos, las proposiciones expresadas en la Biblia. El hombre no conoce la verdad partiendo de la razón (como afirma el racionalismo), sino que conoce la verdad a través de la razón. Confundir el escrituralismo con el racionalismo es una crítica que sólo puede hacer alguien ignorante acerca de lo que éste propone.

En los siguientes post continuaré explicando esta forma de ver al mundo y la vida. Si tienes preguntas o comentarios escríbenos abajo.

Si este artículo te fue útil ayúdame haciendo click en el banner de mi auspiciador.

11 comentarios

  1. […] Tagged: Escrituralismo, Gordon H. Clark Ver artículo completo en su fuente original: Reformado reformándome Comparte este artículo con tus amigos en facebook: […]

    Me gusta

  2. Interesante el tema. Lástima que casi todo el materia de Clark H. Gordon está en inglés.

    Tengo una pregunta decir “La Biblia es la Palabra de Dios” ¿acaso no es un argumento círcular? ¿Qué tiene de particular el axima cristiano ante otros miles de axiomas?

    Por ejemplo:

    Los Ovnies nos están vigilando.

    Son dudas que me surgen, aunque como se dice acá tiene que ser lógicamente consecuente.

    Me gusta

  3. Gustavo. Es una lástima… yo estoy en un proyecto de traducción de uno de sus libros, pero no he podido separar el tiempo para dedicarme 100% y así no avanzo mucho.

    Sobre tu pregunta. Aceptar la frase “La Biblia es la Palabra de Dios.” como axioma (la base, que no necesita ser comprobada) me hace que no sea circular. No quiero probar ese axioma, simplemente lo asumo. A partir de él voy a desarrollar todo el pensamiento. Toda filosofía hace lo mismo: comienza asumiendo sus axiomas.

    Lo particular viene con la coherentización del axioma. La Biblia está llena de proposiciones que nos permiten crear un pensamiento coherente y que responde a lo necesitamos conocer.

    El axioma del materialismo, por ejemplo, es “sólo podemos conocer lo que puede ser percibido por medio de los sentidos.” Ese axioma es incoherente consigo mismo, pues, por medio de qué sentido se llegó a ese axioma?

    No se me ocurre qué filosofía podrías derivar a partir de la frase “Los ovnis nos están vigilando.”

    Al final, la lucha entre una filosofía y otra es una cuestión de fe. Y de si aquellas teorías son consistentes.

    Me gusta

    • Marcelo gracias por la respuesta, estaremos pendiente con la traducción del libro. Por ahora yo estoy traduciendo con un colega la conferencia de “Una Introducción a Gordon H. Clark”, la misma que citas acá. El problema es que yo no domino mucho el Inglés y mi colega que sí lo domina no esta familiarizado con la apologética y menos con la de Clark H. Gordon.

      Cuando lo tengamos me gustaría que le pasaras un filtro. : )

      Tienes razón el hecho de no comprobar el axioma “La Biblia es la Palabra de Dios” no lo convierte en un argumento circular.

      Estoy empezando un proyecto de apologética en mi congregación. Le estoy dando forma, mira yo soy teologo, pero siempre me a gustado la apologética. Todo lo que sé es de forma autodidacta. Así que quiero prepararme bien. Sí tengo alguna duda espero me ayudes.

      Por ahora no creo hablar de Clark H. Gordon (por que no domino su sistma apologético, pero como me gustaría hacerlo, es un autor que debe ser conocido), sólo breves introduciones a la apologética y hechos historicos sobre Jesús, y temas como la inerrancia de las Escrituras. Por cierto el libro que tradujiste de Vincent Chung me va ayudar mucho.

      Gracias por el trabajo que haces acá bro

      Me gusta

  4. Una pregunta. he visto como muchos ateos y religiosos cometen un error grave al presuponer que las ciencias empiricas son suficientes para demostrar cualquier cosa.Obviamente las matematicas y la logica no estan sujetas al metodo cientifico, y por su puesto Dios tampoco. mi pregunta es ¿La existencia de Dios debe tomarse como un axioma ? y de ser asi el debate se centraria mas bien en cual es la identidad de Dios y no si existe o no?. despues de todo yo veo que es evidente la existencia de Dios partiendo de que por necesidad debe haber una verdad absoluta y modelo explicativo de la realidad.

    Me gusta

  5. Eduardo, la existencia de Dios se supone en el axioma “La Biblia es la Palabra de Dios”. El problema del ateo no es que él no conozca a Dios, pues Dios es conocido por todos por causa de la revelación general y el conocimiento innato que el hombre tiene de Dios (Rom. 1). Su problema es que él se niega a aceptar aquello que conoce.

    Con relación a la lógica te recomiendo este post https://reformadoreformandome.wordpress.com/2010/09/14/%c2%bfdios-esta-sujeto-a-la-logica/

    Me gusta

  6. Hermano Marcelo, ¿ Donde está la segunda parte de este tema ?
    Dios te bendiga!

    Me gusta

  7. […] pensado escribir este segundo post (ver el primero aquí) hablando de la visión que el Escrituralismo tiene acerca de la propia Escritura, pero algunos […]

    Me gusta

  8. […] pensado escribir este segundo post (ver el primero aquí) hablando de la visión que el Escrituralismo tiene acerca de la propia Escritura, pero algunos […]

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s