Jesús: Mi Única Esperanza Ante el Juicio Final

Juicio Ante el Trono Blanco

Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras…Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

Apocalipsis 20:11-12,15

En el día final seré juzgado según mis obras, y la conclusión final será que merezco ser castigado en el infierno, porque ninguna de mis obras, ni siquiera las mejores y más buenas, llenan la condición de perfección que la Ley de Dios exige (Gálatas 3:10-11). Pero nadie en base a sus obras será salvo, sino aquel que esté inscrito en “el libro de la vida del Cordero” (Apocalipsis 21:27), es decir, aquellos que Dios eligió desde antes de la fundación del mundo para recibir los beneficios de la obra de Cristo en la cruz (Efesios 1:3-7).

Aquel día, la Ley dirá: – ‘Por cuanto las obras de Claudio no llenan la perfección exigida por mí, al contrario, ha transgredido mis mandamientos, algunos de manera muy grave, entonces exijo que en justicia sea castigado eternamente por causa de sus pecados’ -, entonces, mi Salvador y Abogado, el Señor Jesús, se pondrá delante mío, y dirá: – ‘Alto ahí: Yo he recibido todo el castigo que Claudio merecía por sus muchos pecados en la cruz; además, lo he vestido de mi propia justicia perfecta, de manera que no solo ya no te debe nada, oh Ley, sino que además deberás cumplir todas las promesas que has hecho al justo, por cuanto Claudio, en virtud de mi justicia perfecta, es perfectamente justo delante de ti. Oh Ley, el nombre de Claudio está escrito en mi libro de la vida’ (Romanos 8:33-34).

¡Maravilloso! Yo no lo merezco, pero Dios, por Su gracia, me salvó, confiriéndome fe en la persona y obra de Su Hijo Jesucristo. Ahora, todos los pecados que he cometido, cometo a diario y cometeré a futuro han sido cargados sobre Cristo, y Él recibió el castigo por ellos en la cruz (Isaías 53:4-6). Además, Su justicia perfecta, pues Él fue sin pecado alguno (Hebreos 4:15), es ahora mi vestido ante los ojos de Dios, y soy perfectamente justo delante de Él, no por mi justicia, sino por la del Hijo de Dios (Zacarías 3:1-5). Cristo, y solo Cristo, es mi único Salvador, y solo Él es mi garantía de que mi nombre está escrito en “el libro de la vida” y de que no seré “lanzado al lago de fuego” (Apocalipsis 20:15).

¿Puedes decir lo mismo? ¿Puedes decir que Cristo te ha salvado, llevando sobre Él tu pecado y maldad, y poniendo sobre ti Su justicia perfecta? ¿Porqué no rechazas tus esfuerzos de ‘ganarte tu pedacito de cielo’ con tus obras, y mejor aceptas la obra perfecta de Cristo? ¿Por qué, mejor, no crees que Él ha muerto por tus pecados y ha resucitado para justificarte y ser tu Abogado? No vaya a ser que llegue el día en que tengas que presentarte delante de Dios, y te suceda aquello que sucedió a aquel que no estaba vestido para asistir a las bodas del hijo del rey: “Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.” (Mateo 22:13). Cree en el Señor Jesucristo; cuando creas en Él sabrás que tu nombre está escrito en Su “libro de la vida”, y tu corazón se alegrará por ello (Lucas 10:20).

Quiera Dios tener misericordia de ti y concederte fe en Su Hijo Jesucristo. Que Dios te bendiga…

Extraído desde AQUÍ

7 comentarios

  1. Muy bueno el post.
    Sigan adelante y que el Señor les bendiga.

    Me gusta

  2. Buen comienzo Claudio. Dios te bendiga!

    Me gusta

  3. Está bien, pero quisiera agregar algo que sea util para todos. Sabemos que la salvación es por gracia por medio de la fe y esto no de nosotros pues es don de Dios no por obras para que nadie se glorie. No obstante muchos creen que el don de Dios se entrega dentro de una denominación o de una iglesia local. Muchos no conciben la salvación extra muros, fuera del sistema religioso. La salvación no es creer con la mente que es por gracia por medio de la fe, la salvación es un milagro sobrenatural dentro del espiritu del hombre, y la verdad es que hoy las iglesias pentecostales se jactan de esto que sucede a menudo en sus filas cuando no es más que una mezcla de espiritismo y emociones excerbadas, mientras que las iglesias de sana doctrina lo reducen a un credo o una aceptación mental de la verdad mientras que todos siguen mirando la TV…La cuestión es siempre la misma: ¿Has nacido de la Palabra y del Espiritu Santo? Si dices que sí: el mundo te odia y no hay acuerdo entre tú y él. Ahora,¿ sabes que el mundo ha invadido las iglesias?

    Me gusta

  4. jesucristo es el centro de todo el dijo, si alguien quiere venir en pos de mi tome su cruz y sigame el es nuestro abogado,si lo negamos aqui el nos negara ebn el juicio final.

    Me gusta

  5. la salvacion no se puede obtener sin santidad sin la cual nadie vera a Dios,el que no naciere del AGUA y del ESPIRITU no puede entrar al reino de Dios,

    Me gusta

  6. bueno para todos la salvacion es por gracia y no por obras para que nadie se glorie Dios nos da lasalvacion por fe al creer en jesucristo y su sacrificio …..al recivir a jesucristo como señor y salvador lo que resta es mantener esa salvacion con la obediencia a la palabra de Dios la biblia y viviendo en santidad en cuerpo alma y espiritu

    Me gusta

  7. Todos estamos de acuerdo que “sin santidad nadie verá a Dios”, sabiendo que es la salvación que produce la santidad y no lo contrario. No obstante queridos hermanos, tengo el deber de repetir que la TV es un mundo de impiedad que casi todos los cristianos verdaderos mantienen en casa y pagan por mantenerla. La salvación no se pierde por ello pero la santificación está muy dañada, y por esto la Apostasía a entrado en las iglesias, por el trabajo insidioso de la TV en los hogares. No vamos a cambiar el mundo pues “nosotros somos de Dios y sabemos que el mundo entero está bajo el maligno”, pero si introducimos el mundo en nuestro hogar por medio de la TV, ¿creéis que Dios va a estar a nuestro lado como nuestro héroe poderoso?
    El campo de batalla es la mente, y por esto el desarrollo de la TV para contaminar la mente del cristiano y hacerle admitir los parámetros del mundo “unisex” (feminista), humanista y ecuménico. El que mantiene la televisión en casa, se hace aliado del mundo. Muchos dirán que soy un fanático pero Spurgeon era más fanático pues no aceptaba en su congregación gente que iba al teatro. Y en el teatro de la época victoriana no se veía la violencia o la impudicia que se ve constantemente en la pequeña pantalla!Seamos fanáticos pues…

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s