El movimiento Pentecostal 1

  

Hace un tiempo, buscando información sobre el nacimiento del movimiento pentecostal me encontre con varios escritos muy interesantes, de los cuales he hecho un compendio y dejo acá para compartir con ustedes, no con el ánimo de polemizar sino simplemente de conocer y aprender más

.

MOVIMIENTO SANTIDAD

Anterior al Pentecostalismo encontramos un precedente muy importante, que influye en lo que será la iglesia pentecostal, el Movimiento Santidad. El movimiento santidad se originó en la primera mitad del siglo XIX en los Estados Unidos de América como un movimiento de renovación dentro del metodismo americano, aunque pronto cruzó las líneas denominacionales e internacionales y hacia el tercer cuarto de siglo ya era internacional. Buscaba recuperar el énfasis de John Wesley en la perfección del amor en la vida de los creyentes. Esta perfección, que no debe confundirse con la perfección humana, era entendida como el amor incondicional de Dios y otros, y como la voluntad de Dios para todos los creyentes, y no solo para una clase especial. El metodismo había prosperado en suelo norteamericano desde 1766, pero hacia principios del siglo XIX, dentro de sus filas algunos estaban convencidos de que el énfasis original de Wesley en la perfección del amor había sido silenciado. Dispuestos a recuperarlo, se vieron influenciados por la atención que el avivamiento y las reuniones campestres prestaban a las conversiones instantáneas. En consecuencia, los líderes del movimiento de santidad instaban a los creyentes a la perfección del amor mientras enfatizaban también la importancia de una experiencia instantánea del amor perfecto. Cuando predicaban, escribían y enseñaban, no utilizaban solamente el lenguaje de la perfección (véase 1 Jn 4:17-18) sino también el de la santificación completa (véase 1 Ts 5:23). Entendían que esta experiencia ocurría después de la conversión, pero no debía confundirse con la glorificación que tiene lugar en el momento de la resurrección del cuerpo. Además, siguiendo la línea del movimiento wesleyano anterior, dirigían su llamamiento a todos los creyentes instándoles a que iniciaran un pacto de santidad personal para la gloria de Dios. En lugar de que solo unas pocas personas de especial talento en la iglesia iniciaran una vida de santidad cuidadosamente disciplinada, todos los creyentes estaban llamados a ella; debían presentarse ante Dios como sacrificios vivos en medio de la rutina habitual de la vida.

ORIGEN DEL MOVIMIENTO PENTECOSTAL

Para fines del siglo diecinueve, en los estados del medio oeste de Estados Unidos de América, muchos metodistas y otros creyentes simpatizantes del movimiento Santidad. Estaban obsesionados con sanidad divina y la posibilidad de hablar en lenguas. Entre ellos figuraba Charles Fox Parham, universitario de 18 años. Este creía en el bautismo con el Espíritu Santo y con fuego. Ya para el año 1891, predicaba que hablar lenguas extrañas ha de ser una señal del bautismo en el Espíritu.
En el año 1900, el Sr. Parham abrió el Colegio Betania de la Biblia en Topeka, Kansas con el propósito de propagar sus creencias. Enseñaba que Dios daría a sus seguidores el don de hablar otros idiomas, sin tener que estudiarlos, con el fin de hacer factible la evangelización de toda la tierra en poco tiempo. Enseñaba que el don de lenguas no era el poder de hablar lenguas angelicales o jerigonzas sino el de hablar otros idiomas sin previa preparación. El Sr. A. G. Garr fue el primer hombre blanco que hablara “lenguas” en Azusa Street, Los Ángeles, California. Él viajó a la India, esperanzado en poder hablar hindi tan pronto llegara pero no pudo.
La noche de Año Viejo de 1900 (31 de diciembre de 1900), Charles Parham y sus alumnos celebraron un culto para recibir el Año Nuevo. Agnes Ozman, una evangelista de treinta años de edad, pidió que “la impusieran manos para que recibiera al Espíritu Santo, pues deseaba salir a otros países”. Mientras Parham oraba por ella, se dice que “a ella le cubrió una gloria, y parecía que un halo se formara alrededor de su cabeza y cara”. Según ella habló chino. Durante los días subsiguientes, aproximadamente la mitad de los treinta y cuatro alumnos, y el mismo Charles Parham, hablaron “lenguas”. No convencidos por los sucesos, unos cuantos alumnos abandonaron el Colegio Betania.
No pocas personas de la época denunciaron a Charles Parham como un “fanático flaco y enfermizo”. Se regaron rumores de que era homosexual practicante y fue arrestado por sodomía, pero se retiraron los cargos. Seguía predicando campañas en el medio oeste, Texas, la costa del Atlántico y Canadá, reclamando de trece mil hasta veinticinco mil seguidores. Pasó sus últimos veinte años en Baxter, Kansas, donde falleció en el año 1929.
En el año 1905, Charles Parham predicó en Texas, ganó adeptos y fundó otro Colegio. William J. Seymour, de treinta y cinco años de edad, afro americano, predicador del movimiento Santidad, descrito como “torpe como orador, falto de destrezas sociales… de escasa preparación académica… con un ojo ciego”, abrazó el mensaje de Parham. Un grupo de bautistas de Los Ángeles, California, excomulgado de la asociación de bautistas por haber aceptado las doctrinas del movimiento Santidad, invitó a Seymour a ser su pastor. Acepto, y en su primer mensaje afirmó que hablar lenguas es la “evidencia bíblica” del bautismo en el Espíritu Santo. Algunos oyentes asintieron, pero la pastora Julia Hutchins mandó a Seymour a no volver a entrar al local. Durante el siguiente tiempo ocurrieron lo siguientes eventos:
– Seymour y la mayor parte de la congregación se trasladan a la casa de Edward Lee, donde un pequeño grupo oraba por otro Gran Despertar Espiritual.
-Al crecer el número, Richard y Ruth Asberry abren su hogar a la congregación.
-Abril 9, 1906. Edward Lee ruega a Seymour que ore por él para que reciba el don de lenguas, alegando haber recibido una visión según la cual los apóstoles le enseñaron cómo hablar lenguas. Seymour le complace y Lee “habló lenguas”.
-Durante los próximos días, unas cuantas personas “hablaron lenguas”, incluso el primer hombre blanco, y, por fin, ¡Seymour mismo! A Seymour le llamaban “el profeta de Pentecostés para Los Ángeles”.
-Al crecer aún más el movimiento pentecostal en Los Ángeles, los líderes tramitaron el arrendamiento de un destartalado edificio, ubicado en 312 Azusa Street, el cual había pertenecido a la Iglesia Africana Metodista Episcopal.
-Un reportero del periódico “Times” visitó la nueva iglesia en Azusa Street, informando que “afro americanos, con unos pocos blancos… practican los ritos más fanáticos, predican las teorías más descabelladas, y se agitan a sí mismos hasta crear un estado de frenesí, fruto de su celo peculiar”. Refiriéndose a William Seymour en particular, el reportero escribe: “Con su ojo duro fijado en algún pobre incrédulo el viejo grita desafíos y reta que responda. Se amontonan anatemas sobre quienquiera tenga la osadía de cuestionar las enunciaciones del predicador”.
-Septiembre, 1906. La iglesia de Azusa Street reclama trece mil “conversiones”, y que el movimiento se extendía rápidamente dondequiera.

DESCRIPCION DE LOS CULTOS EN AZUSA STREET

-Las reuniones comenzaban a las 10:00 a. m. y continuaban durante por lo menos doce horas, terminando a las 2:00 o a las 3:00 a. m. del día siguiente.
-Seymour no predicaba a menudo, pero al subir al púlpito solía leer solo dos o tres palabras a la vez de la Biblia. Luego, andaba por el salón, retando cara a cara a los incrédulos, vociferando “¡Que se suelten las lenguas! ¡Sean receptivos!”
-“No había himnarios, liturgia u organización de ministerios. La mayor parte del tiempo no había instrumentos de música. Alrededor del salón los hombres saltaban y gritaban. Las mujeres bailaban y cantaban. Las personas cantaban a la vez, pero con diferentes sílabas, ritmos y melodías.”
-Cada rato, caería alguien vencido por “el poder de Dios”, o extasiado.
-La congregación se componía de distintas razas, hasta veinte representadas para un servicio de cena del Señor y lavado de pies.
-Espiritistas y medios de organizaciones ocultas intentaban conducir “sesiones” en medio de los servicios. Seymour escribió varias cartas a Parham pidiendo su consejo sobre el fenómeno.

DIVISION Y RACISMO EN AZUSA STREET. PARHAM VISITA, CENSURA Y ES RECHAZADO.

-P. F. Bresee, fundador de la Iglesia Pentecostal del Nazareno, aseguraba que las “lenguas” de Azusa Street no provenían de Dios.
-La Iglesia en Azusa Street se dividió a causa de conflictos de personalidad, fanatismo, diferencias doctrinales y discriminación racial.
-Algunos blancos abandonaron la congregación alegando que los afro americanos no permitían que personas de otras razas integraran el liderato. Se reportó que el mismo Seymour pidió a los hispanos que se fueran. La integración racial del principio duró poco tiempo.
-Charles Parham visitó a la nueva iglesia de Azusa Street en octubre de 1906. “A Parham le escandalizaron las manifestaciones llamadas `espirituales’. Se echaba para atrás disgustado al contemplar lo que Seymour tenía por enviado por Dios, aun catalogando como espiritistas a algunos adherentes.” Parham escribe: “Me senté en la tarima de Azusa Street, y vi manifestaciones de la carne, manipulaciones de espiritismo, a personas que practicaban el hipnotismo en el altar sobre candidatos que buscaban el bautismo, aunque algunos recibían el bautismo auténtico del Espíritu Santo. Después de predicar dos o tres veces, dos de los ancianos, uno de ellos practicante de hipnosis, me informaron que ya yo era persona no grata en ese lugar”. La división resultante entre Parham y Seymour nunca se sanó.
-Después de tres años de intensas campañas diarias, la misión de Azusa Street , todavía bajo el liderato de Seymour, comenzó a debilitarse.
-Seymour murió en 1922 y su esposa en 1936. La congregación de Azusa Street dejó de existir y el edificio fue destruido. Pero, se había abierto un nuevo capítulo en la historia del cristianismo.

3 comentarios

  1. Muy interesante ojala lo lea mucha gente de este movimiento,no para polemizar sino para que vean realidades que ellos ni siquiera conocen como nos paso a mi y a mi familia.
    Bendiciones.

    Me gusta

    • SUS COMENTARIOS SON SIMPLEMENTE CONSIDERACIONES HUMANAS…NO NECESARIAMENTE AJUSTADAS A LA VERDAD.
      “YO SOY DE PABLO…YO SOY DE CEFAS…YO SOY DE APOLOS…YO SOY DE CRISTO…”
      ¿HASTA CUANDO?

      Me gusta

  2. el neopentecostalismo es sencillamente el tramo final de la carretera arminiana que conduce de regreso a Roma conectándose al carismatismo católico. Toplady habia denunciado en el siglo XVIII el complot jesuita para introducir el arminianismo en Inglaterra a fin de acabar con el protestantismo calvinista que imperaba. Pero hoy el pentecostalismo que es siempre arminiano en su soteriología, ha de ser el tramo final. El neopentecostalismo es obra de Satanás y ha de ser denunciado como tal.

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s