Antinomianismo

Lo siguiente es una traducción que hice de un articulo escrito por R. C. Sproul en donde él nos habla acerca de la creencia de  que la Gracia no solo liberta de la maldición de la Ley, sino también, nos liberta de la obligación de obedecerla

Antinomianismo

Jn 14.15; Rm 3.27-31; Rm 6.1, 2; 1 Jn 2.3-6; 1 Jn 5.1-3

Existe un antiguo verso que sirve para ilustrar bien el tema de antinomianismo. El verso dice: “Libre de la ley, que maravillosa condición, puedo pecar cuando quiera y aun alcanzar remisión”

Antinomianismo significa literalmente “anti ley”. Es la negación o disminución de la importancia de la ley de Dios en la vida de un creyente. Es lo opuesto del legalismo.

Los antinominianos manifiestan rechazo a la ley de varias maneras. Algunos acreditan que no tenemos obligación de obedecer la ley moral de Dios por que Jesús nos libero de la Ley. Insisten en que la Gracia no solo liberta de la maldición de la Ley, sino también, nos liberta de la obligación de obedecerla. La Gracia en este caso se torna una licencia a la desobediencia.

Lo más sorprendente es que hay personas que defienden este punto de vista a pesar de que Pablo enseña vigorosamente lo contrario, más que cualquier otro escritor del Nuevo Testamento, enfatizando las diferencias entre la ley y la gracia. Él se gloriaba en la nueva alianza, así mismo, fue muy explicito en condenar el antinomianismo. En romanos 3:31 el escribe: “¿luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley.”

Martín Lutero, por defender la doctrina de la justificación solo por fe, fue acusado de antinomianiano. El, en tanto, afirma con Santiago que “la fe sin obras es muerta” Lutero discutió con su discípulo “Joao Agrícola” sobre este asunto. Agrícola negaba que la ley tuviese algún propósito en la vida de un creyente. Negaba incluso que la ley sirviese para llevar al pecador hacia la gracia. Lutero responde a Agrícola con su obra contra el Antinomianismo en 1539. Posteriormente, Agrícola se retracto de sus ideas antinominaianas, pero han permanecido.

Teólogos luteranos posteriormente afirmaron la postura de Lutero respecto a la ley. En “Formula de la Concordia” (1577), la ultimas de las declaraciones de fe luteranas, donde se resaltan 3 utilidades de la ley, 1) Revela al pecador. 2) Establecer un nivel general de decencia en la sociedad como un todo, y 3) proporcionar una regla de vida para aquellos regenerados por la fe en Cristo.

Un error primordial del antinominismo es confundir justificación con santificación. Somos justificados solamente por fe, independiente de las obras. Entretanto todos los creyentes crecen en fe mediante la observación de los mandamientos de Dios movidos por una amorosa gratitud por la gracia que se les fue concedida a través de la obra de Cristo

Es un error grave suponer que el Antiguo testamento era la alianza de la ley y el nuevo de la gracia. El Antiguo testamento es un testimonio monumental de la maravillosa gracia de Dios a favor de su pueblo. Simultáneamente el Nuevo testamento esta literalmente lleno de mandamiento “si me amáis, guardad mis mandamientos” Jn 14:15

Frecuentemente escuchamos esta afirmación: “El cristiano no es un monte de normas sobre que hacer o no hacer. No es una lista de reglas”, hay algo de verdad en esta afirmación, visto que el cristianismo es mucho más que una mera lista de reglas, en su esencia el cristianismo es una relación personal con el propio Cristo. No obstante, el cristianismo no está destituido de reglas. El Nuevo Testamento claramente incluye algunos “Haz esto o no Hagas esto”. El cristianismo no es una religión que sanciona la idea de que todos tenemos derecho a hacer lo que encontramos bien ante nuestros ojos. Al contrario, el nunca da a alguien derecho de hacer algo errado.

Autor: R. C. Sproul

Traducido por: Alberto Sánchez

5 comentarios

  1. Buen Articulo… Dios los bendiga…

    Me gusta

  2. Alberto gracias por la traducción, como siempre R. C. Sproul tan sencillo y concreto. Muy bueno lo de la formula de la Concordia.

    Me gusta

  3. W. Viana: 12- 5- 2012
    Primera vez que uso “Reformado- Reformándome”, encontré lo que andaba buscando. También a mí me ayudó el dato de <fórmula de la concordia" y la referencia de citas bíblicas. GRACIAS!

    Me gusta

  4. Buen articulo.
    Los antinomianos rayan en el gnosticismo, separan la vida en la carne de la vida en el espiritu, pero “aunque vivimos en la carne, no andamos conforme a la carne..”.Es evidente que aunque no estamos bajo la maldición de la ley moral, amamos esta ley moral que es la revelación del caracter de nuestro Dios, y nos esforzamons a pesar de nuestros fracasos a vivir segun sus principios. El problema real para el cristiano real no es lo de la ley moral, y es un aspecto que no toca Sproul en este articulo, pero que sería bueno exponer. El problema es que muchos siguen viviendo bajo una ley ceremonial cristiana…Pero es otro tema…

    Me gusta

  5. Gracias hno, por poner este articulo, realmente me hacia falta entender el antinomianismo y como para los que creemos en la doctrina de la gracia esto es una linea donde se nos acusa indebidamente y equivocadamente y es bueno entenderlo correctamente

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s