Jesús y la ley

El apóstol Pablo nos enseña en varias ocasiones que el cumplir la ley no nos justifica, que sólo la fe lo hace. Por ello hay muchos que piensan que ya no estamos obligados a cumplir la ley.

A pesar de que Jesús dijo que Él no venía a abrogar la ley sino a cumplirla muchos ven en sus hechos algo diferente. Varias veces me han mencionado el pasaje que nos habla de la mujer adúltera como un ejemplo de cómo Jesús habría pasado por alto la ley.

Veamos el registro que Juan hace de este hecho:

Y al amanecer, vino otra vez al templo, y todo el pueblo venía a El; y sentándose, les enseñaba. Los escribas y los fariseos trajeron a una mujer sorprendida en adulterio, y poniéndola en medio, le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo del adulterio. Y en la ley, Moisés nos ordenó apedrear a esta clase de mujeres; ¿tú, pues, qué dices? Decían esto, probándole, para tener de qué acusarle. Pero Jesús se inclinó y con el dedo escribía en la tierra. Pero como insistían en preguntarle, Jesús se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado, sea el primero en tirarle una piedra. E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra. Pero al oír ellos esto, se fueron retirando uno a uno comenzando por los de mayor edad, y dejaron solo a Jesús y a la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús, le dijo: Mujer, ¿dónde están ellos? ¿Ninguno te ha condenado? Y ella respondió: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Yo tampoco te condeno. Vete; desde ahora no peques más. (Juan 8:2-11)

Jesús estaba en el templo y se presentan algunos algunos de los líderes religiosos de su tiempo se acercan con el fin de tenderle una trampa, de desacreditarlo públicamente. Ellos le presentan el caso de una mujer que fue sorprendida en adulterio, en el acto mismo especifican, cosa que es importante pues su juicio sólo podía ejercerse si no cabía duda alguna de su pecado. ¿Qué debemos hacer con ella? Le preguntan al Señor.

Estos líderes judíos pusieron a Jesús entre dos leyes. La ley mosaica dice que ella debía ser apedreada por los testigos, la ley romana se adjudicaba el derecho de juzgar todos los casos. Si Jesús decía que la apedrearan iba contra la ley romana, si decía que no entonces iba contra la ley mosaica. Sin dudas los fariseos pensaban que habían puesto a Jesús en jaque.

¿Qué hace Jesús? Jesús responde: “El que de vosotros esté sin pecado, sea el primero en tirarle una piedra.”

Jesús se da cuenta del engaño y, como buen conocedor de la ley, Él pide que la ley se aplique tal como aparece en la ley.

Deuteronomio 19:15 dice: “No se tomará en cuenta a un solo testigo contra ninguno en cualquier delito ni en cualquier pecado, en relación con cualquiera ofensa cometida. Sólo por el testimonio de dos o tres testigos se mantendrá la acusación.” Cuando Jesús les dice que el que no tenga pecado le tire piedras a esta mujer les está recordando los detalles precisos de la ley. Ahora resulta que nadie tiró piedra alguna. Esto se podría deber a que ninguno de los que estaban ahí esta libre de haber cometido adulterio o ninguno de ellos fue un testigo directo del pecado (Dt. 17:7).

Cuando Jesús hace esto no dice que la ley ya no se debe aplicar sino que debe ser bien aplicada, cuando Jesús hace esto no está eliminando la pena de muerte como muchos sostienen sino que la está afirmando.

La Palabra de Dios no contiene errores ni contradicciones, este es un claro ejemplo de cómo lo textos pueden, y suelen, ser mal interpretados. Sin embargo, el interpretarlos bien nos deja la tranquilidad de saber que tenemos en nuestras manos la Palabra inerrante de Dios.

Aunque la ley no nos justifica debemos cumplirla pues lo que Dios pide de nosotros, es nuestra forma de agradarle, de mostrar la gratitud por la gran bendición que Él ha regalado a sus hijos.

Marcelo Sánchez

1 comentario

  1. If you wish for to obtain much from this piece of writing then you have to apply such techniques to
    your won website.

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s