La cosmovisión del sufrimiento y la soberanía de Dios

Andrés nuevamente nos envía uno de sus temas, esta vez es un estudio sobre la visión bíblica del sufrimiento.

Andrés nos dice que la cosmovisión que debemos tener del sufrimiento es que éste está en control de Dios como todas las cosas, proviene del Señor con un propósito más allá del que podemos imaginar.

La cosmovisión del sufrimiento y la soberanía de Dios

En esta sección aprenderemos y, quizás en muchos casos, corregiremos la cosmovisión que tenemos del sufrimiento y de la soberanía de Dios en éste.
Trabajaremos sobre el caso de Job.

• Para empezar, el contexto

• Autor.

El autor del libro de Job es anónimo, aunque hay varias teorías acerca de quien escribió este libro. Una de ellas dice que fue escrito por Moisés; otra dice que fue escrito por el mismo Job y que Moisés escribió el prólogo y el epílogo mientras estaba en la tierra de Madián, ya que la tierra de Uz es adyacente a Madián donde vivió Moisés 40 años.

• Fecha y lugar.

Por la forma en que está escrito el libro, su tono, estilo, y la materia que trata se cree que su origen es de gran antigüedad. Por similitudes en cuanto al lenguaje con el Pentateuco y los primeros salmos, el hebreo clásico del prólogo y epílogo podemos situar su origen cercano al 1.500 a.C. Ayuda también a situarlo en esta época la edad total que vivió Job (casi 200 años), que encaja con la edad que se vivía en el período patriarcal (Abraham vivió 175 años), la familia patriarcal como unidad social, la función sacerdotal de Job dentro de su familia, que su riqueza se midiera en ganado y no en oro y plata, y su silencio respecto de sucesos como el pacto de Abraham, el éxodo, y la ley mosaica. Estas y más evidencia colocan al libro de Job después de Babel, pero antes o contemporáneo a Abraham.

• Analicemos el texto.

Job cap. 1 y 2

1. ¿Qué características nos son dadas respecto de Job?

Job 1:1 Hombre perfecto, recto, temeroso de Dios, apartado del mal.
Perfecto no quiere decir que Job no cometiera pecado, que fuera exento de pecado, sino que había puesto su confianza en Dios para redención y que vivía fielmente para honrarlo, con sinceridad e integridad, y de forma consecuente.

2. ¿Quién juzga estas características de Job?

Job 1:8 Dios mismo.

3. ¿Cuáles son las características materiales de Job?

Job 1: 2-3 Rico en gran manera, más grande que todos los orientales.

4. ¿Por qué viene esta prosperidad sobre Job?
Job 4:7-21 Esta bendición de Dios no viene sobre Job como resultado de su obediencia, ni lo que le acontece es por su desobediencia y pecado como afirma uno de sus amigos. Según Elifáz, Job debió haberse hecho culpable de algún pecado gravísimo debido a que estaba siendo blanco de tal ira de parte de Dios. Elifáz simplificaba demasiado la dinámica retributiva de Dios. Esta simple idea “los justos prosperan, y los malos sufren”, no es siempre invariable en la experiencia humana. Es cierto que quien siembra iniquidad siega juicio, de modo que Elifáz estaba en parte en lo cierto, pero no todo lo que recibimos en la vida es resultado de algo que hayamos hecho. Elifáz estaba hablando simplemente de una corriente teológica actual muy usada en las iglesias y en el afán de atraer gente a Cristo: la teología de la prosperidad. Dios ordena que sus hijos caminen en tristeza y dolor, algunas veces para disciplinarnos (He. 12:5-12) debido a nuestros pecados (Nm. 12:10-12), algunas veces para fortalecernos (2° a los Co. 12:7-10), y algunas veces para revelar su consuelo y gracia, y aprender a consolar y entregar gracia (2° a los Co. 1:3-7). Es un error decir que siempre que hay sufrimiento se debe a que se ha sembrado pecado, al igual que decir que viniendo a Cristo se acabarán sus problemas. Job es bendecido simplemente porque Dios quiso bendecirlo.

Vayámonos al cielo.

5. ¿Quiénes son convocados por Dios para presentarse delante de Él?

Job 1:6 Aquí hay una gran prueba de la Soberanía de Dios. Se entiendo por el lenguaje que Dios convocó a presentarse a sus hijos (ángeles, siervos), y a Satanás mismo. Aunque Satanás no quisiese ir debía de ir, porque a pesar de su oposición a Dios, él, al igual que los ángeles finalmente quiéralo o no es siervo del Señor, pues aunque obre según él (Satanás) con propósitos propios, obra según el decreto eterno de Dios.
Un caso muy ejemplificador es el de 2° de Samuel 24:1 donde vemos a Dios obrando para que David hiciese un censo, y en 1° de Crónicas 21:1 que es un pasaje paralelo (se está hablando del mismo hecho) vemos el medio que Dios utilizó para llevar a cabo esta acción. Lo mismo ocurre en pasajes como Jeremías 27:6-7, e Isaías 44:28. En el primero Dios está hablando de Nabucodonosor, rey babilónico, rey pagano con dioses propios, donde es llamado “mi siervo” por el Señor. En el segundo pasaje Dios está hablando de Ciro, rey persa, tan pagano e idolatra como el primero, son embargo es llamado “mi pastor” por Dios.
El decreto de Dios fue decidido antes de la fundación del mundo, y es la causa primaria de todas las cosas. Nada, ni lo malo, es producto de azar. Dios es quien causa todo y por ello debemos agradecer por todo lo que nos pasa.

6. ¿Quién inicia el debate en el cielo entre Dios y Satanás?

Job 1:7-8 Extrañamente es Dios quien inicia el debate, es Dios mismo quien pone a Job como ejemplo de integridad. A pesar de que Satanás significa acusador o adversario es Dios quien inicia el debate.

7. ¿Qué responde Satanás?

Job 1:9-11 Con estos versículos Satanás acusa a Dios de 2 cosas:
a) Los verdaderos creyentes son solo fieles en tanto que prosperan. En cuanto sean privados de su prosperidad, dice Satanás, rechazarán a Dios (teología de la prosperidad)
b) Dios no es capaz de discernir el corazón de Job.

8. ¿Cuándo Satanás puede atacar a Job, y en qué áreas lo ataca? ¿Por qué?

Job 1:12 Satanás arremete con todo contra Job sólo cuando Dios se lo permite, y ataca sólo lo que Dios le permite atacar, nada más.

9. ¿Cómo responde Job ante este ataque de Satanás?

Job 1:20-22 Adoró. No pecó culpando a Dios de esta tremenda desgracia, a pesar de no entender por qué, y saberse recto delante de Dios, sino que adoró, reconociendo que todo lo que tiene es pasajero y pertenece a Dios, y Él puede dar o quitar cuando quiera. Entendió que como criatura no es quien para decirle a Dios “qué haces”, ni altercar con Él (Rom. 9:20-21, Job 3:9-10).

10. ¿Finalmente quien asume la responsabilidad de haber arruinado a Job?

Job 2:3 Dios mismo asume la responsabilidad de arruinar a Job. No acusa a Satanás más de que incitarlo a arruinarlo; Dios mismo dice “yo lo arruine”. Satanás quería demostrar que Job servía a Dios por provecho propio. Sin embargo Satanás fue el medio usado por Dios para enseñar a Job; Satanás fue el siervo usado para llegar al propósito que Dios tenía para la vida de Job mediante el sufrimiento: crecimiento, fortalecimiento y verdadera experiencia con Dios, no una experiencia basada en los sentimientos ni esoterismo, sino tangible, basada en la Palabra de Dios, pues Job después de escuchar a uno de sus amigos (pues solo uno habló lo correcto de Dios) y a Dios mismo desde el capítulo 38 en adelante puede decir en el cap. 42:1-6.

Conclusión:

En conclusión la cosmovisión que debemos tener del sufrimiento es que éste está en control de Dios como todas las cosas, proviene del Señor con un propósito más allá del que podemos imaginar, no se escapa a Dios porque el Señor es soberano sobre todo, y es la causa primera de todas las cosas, y hace lo que le place en el ejercito del cielo y en la tierra, sobre naciones y sobre personas, inclina los corazones de los hombres hacia donde Él quiere, y no hay nadie que detenga su mano y le diga “¿qué haces”? ni siquiera el mismo adversario puede pasar por alto el decreto del Señor. Por lo que cuando venga la tristeza, el dolor, la tragedia a nuestra vida no desmayemos porque no hay situación que se escape del control de Dios, y estemos gozosos sabiendo que “a los que aman a Dios todas las cosas le ayudan a bien, esto es a los que conforme a su propósito son llamados”.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s