Sola Scriptura y El Apologista I

El escenario: Un Cristiano ha estado testificando de vez en cuando a un no Cristiano en particular durante algún tiempo. Durante una conversación el no Cristiano dice, “Muy bien, así que ya entiendo todo ese asunto acerca del pecado y Jesús, pero lo que no entiendo en realidad es porqué tú crees todo eso. A mí me suena como un montón de mitos. Lo que quiero decir es, ¿cómo sabes que eso es verdad?”

¿Cómo responderías?
Su respuesta depende de lo que usted cree que es la labor del apologista y el papel de la Escritura en la cosmovisión Cristiana.

Básicamente es la misma pregunta que escuchamos con mucha frecuencia en este ministerio: “Sé que la Biblia dice que X cosa es un error, pero, ¿cómo se lo compruebo a alguien que no cree en la Biblia?”

¿La respuesta? No lo haces. Ese último punto debiese tener una milla de diámetro porque allí se encuentra el fin de la historia. Tú simplemente no le puedes probar nada a nadie si ambos discrepan respecto a la base para el conocimiento, o para usar el término elaborado “principio de cognición.”

¿Qué es el “principio de cognición?” Es el precepto subyacente sobre el cual edificas tu conocimiento. Es el criterio para el pensamiento aceptable o el axioma que determina la forma de su proceso de razonamiento lógico. En otras palabras, es su piedra de fundamento, la fuente que emite la última palabra respecto al conocimiento con certeza y el pensamiento apropiado.

De acuerdo al Cristianismo, ¿cuál es el principio correcto de la cognición? Tres palabras: la Palabra de Dios. Así es – la fuente absoluta, la piedra de fundamento y la que emite su última palabra para todo el pensamiento y el conocimiento aceptable es la Escritura. He aquí nuestra presuposición primera y última: Dios tiene la razón, todo el tiempo.

¿Por qué asumimos esto? Porque Dios mismo nos lo ha dicho.

“Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” – Juan 8:31-32.

“Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” – 2 Timoteo 13:14-17.

“Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo…” – Efesios 2:19-20.

“Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.” – 2 Tesalonicenses 2:15.

Note que la Escritura como el principio de cognición se halla aquí también en funcionamiento. Acepto que la Escritura es mi principio de cognición porque esa es la posición escritural. Sin embargo, escoger un principio diferente de cognición no representa ninguna salvación. Si adopta la lógica como su principio de cognición lo hace sobre la base de que es lógico hacerlo.

En otro sentido este movimiento no es circular y de hecho es más seguro que cualquier otra opción. Yo no acepto la Escritura simplemente porque decido aceptarla. Más bien acepto la Escritura como resultado del don misericordioso de la fe por parte de Dios hacia mí – es una acción del Espíritu Santo. Por esta acción soy rescatado de todos los fundamentos subjetivos. No confío en mí mismo, sino que confío en Dios.

Compare esto con la aceptación de la lógica como el principio de cognición. Usted debe depender de su propia habilidad para razonar, la cual es defectuosa en el mejor de los casos. En otras palabras, usted confía en la lógica porque ha usado “correctamente” la lógica para probar que la lógica es digna de confianza. Debe confiar en usted mismo, que ha entendido las cosas de manera correcta. La lógica nunca es más que una mera presuposición.

Sin embargo, si la Escritura es mi autoridad última, y si me dice que, dentro de sus límites, la lógica es un método válido para obtener conocimiento, entonces puedo usar la lógica de manera justificada dentro de esos límites. La responsabilidad de la verdad descansa en Dios, no en mí.

¿Qué significa esto para el apologista? Francis Pieper lo dice de esta manera:

“El apologista Cristiano se halla en posición de mostrarle a cualquier hombre racional, particularmente si tenemos una mente bien entrenada, que después de todo parecería más razonable aceptar las afirmaciones del Cristianismo como ciertas que rechazarlas como falsas. Pero siempre debe tener en mente que su propósito real no es demostrarle la verdad de la religión Cristiana al incrédulo, sino descubrir la falta de sinceridad de la incredulidad, pues todos los que rechazan el Cristianismo lo hacen, de manera consciente o inconsciente, debido a su mala voluntad y no debido a su supuesta “honestidad intelectual.” – Dogmática Cristiana, Vol 1, p. 110. Concordia Publishing House: Saint Louis, 1950.

Dios lo dice de esta manera:

“Y ésta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.” – Juan 3:19-21.

“Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia.” 1 Timoteo 6:3-5.

La línea de remate: ¿Por qué creemos que el hinduismo (o cualquier otra religión aparte del Cristianismo bíblico) es falso? No porque sea lógicamente contradictoria. Bien puede que lo sea, pero la lógica no es nuestro principio de cognición. Creemos que el hinduismo es falso porque es bíblicamente contradictorio. Contradice las mismas palabras de Dios, y de este modo podemos saber, con seguridad, de que es falso.

La lógica puede jugar su papel en demostrarle a una mente bien entrenada que, sobre la base de la razón, el Cristianismo parecerá más razonable. Pero no puede comprobar el Cristianismo. Esa es la labor del Espíritu Santo.

Artículo del mismo nombre escrito por Brandon Booth disponible en
http://www.contra-mundum.org/castellano/booth/SolaApolog_01.pdf

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s