5 Puntos: Elección Incondicional

CadenaContinuando la serie sobre las Doctrinas de la Gracia hoy nos toca la doctrina de la Elección Incondicional.

En la entrega anterior vimos que la Biblia habla del hombre, después de la caída, como alguien para quien es imposible querer ir a Dios, su voluntad está totalmente inhabilitada para hacerlo. Si nadie puede acercarse a Dios ¿cómo es posible la salvación para los hombres?

En este post comenzaremos a hablar de la obra de Dios en nuestra salvación.

 

La Elección Incondicional

 

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él.

Efesios 1:3-4

 

I.- Exposición De La Doctrina

La doctrina de la elección incondicional es la aplicación de la predestinación en cuanto se relaciona con la salvación de los hombres. La Biblia, y la fe reformada, afirma la existencia de un decreto de Dios eterno que se realiza debido a la voluntad de Dios sin variación y es independiente del obrar humano. Es por este decreto que Dios separa a la humanidad en dos grupos y ordena a uno a vida eterna y a otro a muerte eterna.

El tercer capítulo de la Confesión de Fe de Westminster habla de este decreto eterno de Dios, en las secciones 3 al 6 dice:

III. Por el decreto de Dios y para la manifestación de su gloria, algunos seres humanos y ángeles son predestinados y preordenados para vida eterna, y otros preordenados para muerte eterna.

IV. Estos ángeles y también los seres humanos, así predestinados, y preordenados, están particular e inmutablemente designados, y su número es tan cierto y definido, que no se puede aumentar ni disminuir.

V. A aquellos de la humanidad que están predestinados para vida, Dios, según su eterno e inmutable propósito, y el consejo secreto y beneplácito de su voluntad, los ha escogido en Cristo para gloria eterna, antes que fueran puestos los fundamentos del mundo, por su pura y libre gracia y amor, sin la previsión de la fe o buenas obras, o la perseverancia en ninguna de ellas, o de cualquier otra cosa que haya en las criaturas, como condiciones o causas que le muevan a ello, y todo para la alabanza de su gloriosa gracia.

VI. Puesto que Dios ha designado a los elegidos para gloria, así también, por el eterno y más libre propósito de su voluntad, ha ordenado todos los medios para ello. Por lo tanto, los que son elegidos, estando caídos en Adán, son redimidos por Cristo, son eficazmente llamados a la fe en Cristo por su Espíritu que obra a su debido tiempo, son justificados, adoptados, santificados y por su poder son guardados para salvación por medio dela fe. Ni hay otros que sean redimidos por Cristo, eficazmente llamados, justificados, adoptados, santificados, y salvados, sino solamente los elegidos.

VII. Al resto de la humanidad, agradó a Dios pasarla por alto y destinarla para deshonra e ira por su pecado, según el inescrutable consejo de su propia voluntad, por la cual extiende o retiene misericordia como a El le place para la gloria de su poder soberano sobre las criaturas, para la alabanza de su gloriosa justicia.

Quizás muchos, al escuchar las palabras leídas recién, pueden pensar en que Dios es injusto. Pueden tener en sus mentes la idea de los hombres pidiendo a Dios que los elija y Dios escogiendo de entre ellos sólo a algunos y a los otros dejándolos a pesar de sus deseos. Pero ayer pudimos observar la enseñanza bíblica del hombre y reconocemos que no hay nadie, en su condición natural, que quiera ser elegido por Dios para salvación.

Sólo puede parecer injusto si el hombre tiene estima de sí mismo que la que debe tener. Debemos recordar que el hombre sólo merece la ira de Dios ya que Dios odia el pecado.

El ejemplo más clásico de las Escrituras sobre esta enseñanza puede ser encontrado en Romanos 9:10-13 que dice: Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre 11 (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama), 12 se le dijo: El mayor servirá al menor. 13 Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí.

Jacob y Esaú aún no nacían como para hacer algo que, para el hombre, mereciera condena. Ambos fueron concebidos de igual manera y podríamos decir que serían criados de igual manera sin embargo Dios eligió salvar a uno y dejar al otro a su destino natural. El objeto de esta discriminación es que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese y el motivo es sólo la voluntad de Dios. Dios dice a Moisés en Éxodo 33:19 “tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente.” No hay nada que se pueda merecer la misericordia de Dios.

Siguiendo en el capítulo nueve de Romanos. Pablo afirma en los versículos 20 al 24 que Dios tiene poder, potestad para hacer lo que Él quiera con su creación[1]. Dios tiene el derecho de elegir a Jacob para salvación y a Esaú para condenación como lo tiene para hacerlo con todo el mundo.

II.- Otras pruebas bíblicas

Aparte del texto de Romanos 9 podemos encontrar otras porciones del texto bíblico que afirman esta doctrina.

Efesios 1:4-5 dice: “según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.” El apóstol nos habla de la elección de los creyentes, nos dice que esta ocurrió antes de que cualquiera de nosotros pudiera cumplir con cualquier condición y confirma esto al decir que el motivo de la elección fue sólo Su voluntad.

Romanos 8.29-30 nos muestra lo que Benjamín Warfield denomina “los cinco eslabones dorados.” El texto dice: “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.”

Estos cinco eslabones son: Conoció, Predestinó, Llamó, Justificó y Glorificó. Estas cinco palabras están escrito en la forma verbal llamada aoristo que es un tipo de pasado perfecto, asegura la ocurrencia de un hecho. Usted y yo tenemos seguridad de que seremos glorificados después de la venida del Señor y esto comienza en la elección de Dios antes que nosotros naciéramos.

La enseñanza paulina es lo suficientemente clara para quedar conformes aún si no hubieran más versículos que hablaran de la elección pero esta doctrina se puede encontrar en toda la Biblia. Jesús dijo “No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros” (Jn. 15.16) enseñando que la elección corresponde a Dios, sólo después de eso nosotros podemos tener la habilidad para escoger el amar a Dios.

En el Antiguo Testamento también encontramos la Elección. El Salmo 65.4 dice: “Bienaventurado el que tú escogieres y atrajeres a ti, Para que habite en tus atrios” y en 1 Reyes 19.18 “Y yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron.” Dios eligió para Sí un grupo de siete mil hombres fieles para preservar un remanente; estos hombres no se mantuvieron fieles debido a los fuerzas sino que es Dios quien los mantuvo en esa condición. Él los eligió de entre un grupo y los trató de una forma especial.

III.- Objeciones A La Doctrina De La Elección Incondicional

La doctrina es rechazada por muchos debido a la misma naturaleza humana que no quiere humillarse y prefiere pensar que en ellos hay méritos para poder obtener salvación.

Quizás una objeción más seria es la presentada por quienes dicen que si hay condiciones para la elección de Dios. Ellos dicen que Dios elige a quienes vio que creerían en Él, este argumento es llamado de presciencia. Las condiciones necesarias para poder ser elegido serían, entonces, la fe y el arrepentimiento.

Pero la Biblia responde a esto diciendo que tanto la fe como el arrepentimiento son dones de Dios obrados en los que Él ya eligió como sus hijos. Efesios 2.8 dice “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios.” Aquí la fe es usada como una causa instrumental: a través de la fe somos salvos pero nunca es tratada como una causa meritoria. La fe es un regalo de Dios y no un producto de nuestra capacidad.

Acerca de esto Agustín dice “los elegidos de Dios son escogidos por él para ser sus hijos, a fin de hacerles creyentes, y no porque vio de antemano que ellos iban a creer[2]

IV.- Conclusión

Comentando el Salmo28.8 Calvino dijo “La fuente de donde nos llegan todas las bendiciones que Dios nos concede consiste en que Él nos escogió en Cristo.[3]

 

Nuestro Dios y Padre debe ser glorificado y debemos estar totalmente agradecidos debido a su obrar en nosotros. Como dijo Calvino la elección que Dios hizo por nosotros es la fuente de donde vienen todas las bendiciones, todas las cosas que tenemos en la vida son un regalo de Dios.

Él nos escogió para Él y nos separó para adoptarnos y hacernos sus hijos. “Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.” (Romanos 11:36)


[1] Romanos 9:20-24 Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? 21 ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? 22 ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, 23 y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, 24 a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?[2] Citado por BOETTNER, Loraine. La Predestinación. Ed. Libros Desafío. Gran Rapids, 2005. Pág. 89.

[3] CALVINO, Juan. Citado en COSTA, Hermisten. Calvino de A a Z. Ed. Vida. Sao Paulo, 2006. Pág.107. Traducción libre.

 

9 comentarios

  1. haa muchas grasias
    por esto
    me abian quedado muchas dudas en un estudio
    k dio mi pastor en la igle
    pero aora ya todo esta despejado
    grasias a DIOS por su espiritu k
    el es el que agamos que comprendamos su palabra
    que DIOs los siga bendiciendo y que bendiga el fruto de sus manos
    a el sea la gloria
    =D

    Me gusta

  2. Hola Efraín

    De nada… para eso estamos.

    Que bueno que te haya quedado claro el tema… estas doctrinas son muy importantes para que, como dices al final de tu comentario, “a Él sea la gloria”.

    Gracias por el comentario y tus deseos para los autores del blog

    Dios te bendiga

    Marcelo

    Me gusta

  3. queridos hermanos yo fui pentecostal 12 años despues deestudiar la historia de la iglesia me fui y ahora asisto a una iglesia bautista independiente estoy estudiando este tema y tengo una duda que pasa con los que no son escogido hermano sinceramente quiero creer pero quiero entender oren por mi

    Me gusta

  4. espero pronta respuesta

    Me gusta

  5. Amen mi hermano, Soi bautista independiente de tamaulipas mexico,tengo 17 años estudio un instituto biblico y tenemos como fundamento y practica LAS GLORIOSAS DOCTRINAS DE LA GRACIA..
    grasias a Dios que ha puesto a hombres que prediquen su palabra con verdad.. solo escribia para agradecerte este aporte ya que estoy estudiando xq me toca hablar un mensaje doctrinal aserca de las doctrinas de la gracia..
    Solo un comentario:
    No me gusta elnombre ese de reformado reformandome..
    y hablar tanto de calvino..
    Svemos que calvino fueun cura y aun presigio a os cristianos,
    las doctrinas de la gracia ni fueron invento de el,
    solo que el las hizo populares,LAS DOCRINAS DE LA GRACIA NUESTRO SR JESUS Y SUS APOSTOLES LAS PREDICARON Y NO ES UN INVENTO O NUEVA DOCTRINA.. AMEN..
    Tenemos la linea de la iglesia de efeso, no es sertero pero si hay algunas pruebas… gracias hermano

    Me gusta

  6. Primero que todo quiero dar las gracias a Marcelo por los buenos artículos y enseñanzas que nos provee. No conocía a Gordon Clark y ahora estoy deleitándome con la lectura de “Reflections on Timothy” de Vincente Cheung. Es realmente refrescante ese hermano Cheung.
    Ahora quisiera decirle a Aron que lastimeramente refleja lo desastroso de los institutos bíblicos donde tendrían que esforzarse en inculcar en los creyentes la doctrina sana que es unica y exclusivamente la doctrina que llamamos calvinista, la cual surgió de la Reforma protestante. Ahora al contrario se esfuerzan por ocultar de dónde proviene la Biblia y quienes fueron los que nos dieron de nuevo la sana doctrina. La Biblia si no fuera por Lutero a quien Dios designó para quebrantar el yugo de Roma, esta santa Biblia estaría todavía encadenada en los altares de los papistas y escrita en latin. El que no sabe de dónde viene no sabe a donde va y repite los errores del pasado. La única fe que resiste al ecumenismo es el calvinismo puro.

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s