La oración: Santificado sea tu nombre

prayer3.jpgEl martes 20 de noviembre empecé una serie de estudios sobre la oración basado en lo que dice el Catecismo Menor de Westminster sobre el Padre Nuestro (ver), en esta ocasión estudiaremos la frase “Santificado sea tu nombre.”

En esta parte de la oración del Señor podemos ver la importancia de reconocer que la oración es un medio para glorificar a Dios y pedirle que nos ayude a hacerlo en todas las situaciones de nuestra vida.

Esta es la primera petición del Padre Nuestro, el catecismo nos dice que en ella rogamos “a.- Que Dios nos capacite a nosotros y a los demás para glorificarle en todo aquello por lo cual se da a conocer a sí mismo, y b.- que él disponga todas las cosas para su propia gloria.”

En muchas ocasiones el salmista llama a Jehová el “Rey de gloria”, Dios es glorioso en su ser, en su esencia por lo que en un sentido Dios no puede tener más gloria, no podemos añadir mas gloria de la que Él ya tiene. Glorificar, entonces, es reconocer esa gloria ya existente, reconocer el poder de Dios. Poder que le permite gobernar y dirigir la historia del mundo.

Debemos reconocer que toda la creación de Dios tiene como motivo su propia glorificación. Muchas veces vemos la obra de Dios como si tuviera su motivación en nosotros, en nuestra bendición, en un regalo para nosotros, pero debemos pensar en que toda la obra de Dios es pensada en sí mismo. Toda la creación muestra la gloria de Dios, ese es su fin. No hay nada en la historia del mundo que no sirva para ver la gloria de Dios.

Quizás podamos pensar en que en el mundo hay muchas cosas malas y no vemos en ellas la forma en que Dios pueda ser glorificado pero la Escritura nos da respuestas, por ejemplo, para explicar la presencia del mal moral. En Romanos 9. 22-24 Pablo dice:

“¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?”

Hablando de los elegidos y los réprobos Pablo nos dice que Dios dispuso que las personas cayeran en uno de estos dos grupos, pero ambas categorías, y las personas que en ellas están, fueron preparados por Dios para estar ahí, es decir, Dios dispuso que unas personas fueran salvas y que otras fueran condenadas y obra de tal manera que nadie pueda escapar de su inexorable futuro. Pero también vemos en el texto que todo esto Dios lo preparó así para mostrar su ira y su poder. Para que los elegidos para salvación puedan ver su gloria en los vasos de ira, para que puedan ver su gloria en su misericordia para con ellos.

También la gloria de Dios se ve en la obediencia de sus preceptos (Esd. 10.11) y en la confesión de nuestros pecados (Jos. 7.19-20).

En nuestras oraciones debemos recordar que esta no es una moneda de cambio, es decir, oración a cambio de respuesta, sino que debemos orar para mostrar nuestra dependencia de Dios, reconocer que su voluntad es lo mejor para nosotros ya que es santa y justa. Debemos pedir a Dios que nos ayude a darle gloria en todas las situaciones de nuestra vida y pedir siempre que nuestros actos estén de acuerdo a sus preceptos.

Podemos ver esta actitud en el rey David, quien después de la muerte de su hijo, que había sido herido por Dios mismo, fue a la casa de Jehová y le adoró. En el Salmo 51, un salmo de confesión y de arrepentimiento de David por su pecado, él dice que lo hace “para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio.”

Calvino, reconociendo que la gloria de Dios debe estar por sobre cualquier sentimiento o actividad humana, dice: “ Concuerdo que la gloria de Dios debe estar, para nosotros, por encima de nuestra salvación.”

Anuncios

2 comentarios

  1. Queridos hermanos en cristo ruego a Dios que los siga utilizando de esta manera y los llene de sabiduria para que a travez de ustedes y su entendimiento pueda un servidor comprender algunas cosas que toda via me son ocultas o no me habian sabido explicar ya que con sus estudios he comprendido mas este tema relacionado con la oracion y mi compromiso con mis semejantes. muchas gracias Dios los bendiga

    Me gusta

  2. Muchas gracias hermano, es un placer y una bendición poder compartir la Palabra.

    Bendiciones

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s