¿Qué tengo que ver yo con Lutero?

muro.jpgHace 490 años, el 31 de octubre de 1517, el reformador alemán Martín Lutero publicó 95 tesis que condenaban la avaricia y el paganismo en la Iglesia como un abuso, y las clavó en las puertas de la iglesia de Wittenberg, aunque este hecho no significaba para Lutero el querer separarse de la Iglesia Romana ni cuestionar la autoridad papal si era una manera de demostrar su descontento con la iglesia.

Este hecho se considera el comienzo de la Reforma Protestante que los evangélicos de todo el mundo estamos celebrando en estos días. Dios usó a hombres como Martín Lutero, Juan Calvino, Ulrico Zwinglio, John Knox y, anteriormente, John Wicliff y John Hus para que la iglesia cristiana volviera a tener los principios e interpretaciones que regían a la iglesia primitiva.

Es importante notar que Lutero ni Calvino propusieron nuevas doctrinas sino que ellos volvieron a las doctrinas bíblicas y que estas tuvieron gran influencia en todos los aspectos de la vida del pueblo. Un claro ejemplo ello es que los reformadores dejaron atrás la interpretación que la iglesia católica hacía del trabajo como un castigo. Los reformadores pensaban que el trabajo no era un castigo sino que in medio por el cual se debía glorificar a Dios lo que llevó a que los países que se habían convertido a la fe reformada surgieran económicamente.

Hace un tiempo escuché la historia de un pastor pentecostal que al hablársele de la celebración del día nacional de la Reforma dijo: “¿Qué tengo que ver yo con Lutero?”. Tal afirmación muestra una gran ignorancia y poco respeto por la obra de Dios en la historia del mundo.

Dios usó a los reformadores, a estos grandes hombres, para que el pueblo pudiera conocer la Palabra como fue revelada por Dios. Debemos agradecer cada día por esto varones de Dios.

Anuncios

1 comentario

  1. Un día estuve (lastimeramente) en un culto de una iglesia Asamblea de Dios donde la pastora en su ignorancia proclamaba que ya no había que llamarse protestantes. Es el problema de los evangélicos de hoy: han cortado sus raices y estan listos para ser recogidos en el granero del anticristo romano. Y lo más triste es la iglesia luterana donde tienen pastoras lesbianas y estan listos par besar los pies de Francisco I. Y estos no tienen la excusa de la ignorancia voluntaria…

    Me gusta


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s