Providencia y Soberanía

La doctrina de la providencia está relacionada con los hechos soberanos de Dios. Deuteronomio 4:39 dice: “Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro”. Moisés nos habla de este Dios que está en el cielo pero que actúa en la tierra, en su creación.

Daniel 4:35 “Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; y él hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?” nos habla de cómo Dios ejerce su voluntad en su creación. No podemos separar nunca los hechos providenciales de Dios con su soberanía. Dios puede gobernar y guiar el la historia del mundo porque Él es soberano. Dios actúa libre y determinantemente en la vida de los seres humanos para el cumplimiento de su propósito.

Soberanía es un término muy usado, un tema que de vez en cuando aparece en las noticias es la petición boliviana de soberanía sobre un trozo de terreno que limite con el mar. Pero este tipo de soberanía es relativo. Los gobernantes de este mundo tienen prerrogativas sobre un asunto de acuerdo a sus capacidades. Sin embargo estas limitaciones no están en Dios por lo que Él tiene prerrogativas por sobre todo. Él puede actuar con providencia cariñoso para con algunos y con providencia retributiva con otros.

Hay algunos principios de la soberanía divina en su obra providencial, dos de estos son: Dios está en control de todo y Todo el mundo trabaja para Dios.

a.- Dios Está En Control De Todo.

Muchas veces miramos las noticias y vemos el estado del mundo, ante esto muchas veces podemos preguntarnos ¿Dónde está Dios en estos momentos?, cuando vemos la delincuencia, tipos como Zakarach nos parece que el diablo tiene muy metida su cola en el mundo, casi como si él lo estuviera gobernando. A pesar de esa sensación, la Biblia nos dice lo contrario. Dios tiene control sobre todo lo que está pasando y nada se escapa de su voluntad.

Dios tiene un plan y Él lo ejecuta, a veces inmediatamente (sin medios) y otras mediatamente (con medios). Los medios que Él utiliza para ejecutar su voluntad son variados y van desde animales hasta el hombre, pasando por Satanás. Sí, Dios utiliza a Satanás, cuando el diablo actúa lo hace con una motivación, pero la motivación de Dios para el mismo hecho es muy diferente. Sabemos que todas las cosas que acontecen vienen de Dios y por cada una de ellas Él debe ser glorificado, Romanos 11.36 dice “Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.”

Cuando pensamos en Dios y el diablo como dos seres que están en constante lucha, con poderes casi semejantes estamos afirmando la vieja herejía del dualismo. Cuando tratamos de alejar el problema de la existencia del mal de Dios estamos haciendo algo que Él no quiso hacer, estamos tratando de usar más nuestra lógica que la Palabra.

Si Dios no tuviera control de todo no podríamos confiar en Él siempre. Sólo por que el es Todopoderoso e inmutable podemos confiar en Él.

B.- Todo El Mundo Trabaja Para Dios.

Como ya dije, Dios se sirve de los seres racionales para el cumplimiento de su plan. Todos tenemos algún tipo de participación en el cumplimiento de los propósitos decretivos de Dios.

Ya lo mencioné recién, y es algo que puede ocasionar un poco de rechazo, Dios usa incluso a Satanás para cumplir su santo propósito. Un ejemplo donde podemos ver esto es en los relatos de 2 S. 24.1 y 1 Cr. 21.1.

En el primero vemos a un Dios airado incitando a David contra el pueblo y llamándolo a hacer el censo, en el segundo versículo, un especie de paralelo del anterior, vemos que es Satanás quien incita a David a hacer el censo. Hay una contradicción aquí? No, lo que pasa es que Dios utiliza a Satanás para que David haga el censo.

Podríamos decir que Dios es el “jefe” de Satanás. A pesar que Satanás actúe por voluntad propia y su deseo sea hacer siempre lo malo vemos que Dios tiene un motivo diferente por el cual usa las cosas.

Así como Satanás, todos los seres creados son siervos de Dios. Existen los siervos que concientemente obedecen la voluntad de Dios prescrita en su Palabra pero también existe aquellos siervos que hacen exactamente lo decretado por Dios, estos desobedecen lo que está escrito pero, aún así, están cumpliendo la voluntad decretiva de Dios.

Hay tres reyes famosos de la antigüedad que son llamados “siervos” por Dios aunque ellos odiaran al Dios de los judíos, estos son: Nabucodonosor (Jer. 27.3-7; 43.10), Ciro (Is. 44.28) y Senaquerib (Is. 10.5-6). Estos reyes no tenían en mente lo que Dios tenía sino que estaban pensando en cumplir sus propios planes, muchas veces esos fines eran el orgullo y la vanagloria pero ellos hicieron exactamente lo que Dios había planificado y fueron herramientas y siervos de Dios.

Tenemos un Dios soberanos, que está en control de todo lo que sucede y por ser así podemos confiar en Él y estar confiados en que, como dice Romanos 8.28, todas las cosas, parezcan buenas o parezcan malas, nos ayudarán para cumplir Su propósito en nosotros: que seamos como Su Hijo, nuestro Señor Jesucristo.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s